Es como una especie de cruce entre las sagas de La momia y Parque Jurásico.

★★★☆☆ Buena

A principios del siglo XX un notable científico que ha investigado sobre la vida después de la muerte durante largos años, ha conseguido revivir a un pterodáctilo del cretácico, que siembra el temor en las calles de París. Mientras tanto, la intrépida periodista Adèle Blanc-Sec viaja a Egipto para buscar la momia del médico de un faraón con la esperanza de que pueda curar a su hermana, la cual se encuentra en estado catatónico tras un trágico accidente.

 Este es el rocambolesco argumento de Adèle y el misterio de la momia (Les aventures extraordinaries d’Adéle Blanc-Sec, Luc Besson 2010), adaptación de los célebres comics de Jacques Tardi. Besson nos ofrece una entretenida y divertida película de aventuras, con un tono lúdico muy próximo al que mostró en El quinto elemento (The fith element, 1997). Las caracterizaciones de los pintorescos personajes están muy conseguidas y resultan convincentes a pesar de lo irreal de la historia planteada. Todo es muy absurdo pero funciona. Es como una especie de cruce entre las sagas de La momia y Parque Jurásico

El ritmo narrativo es bueno, los diálogos son ágiles y algunos gags cómicos son muy  divertidos. Los efectos especiales están a la altura de las circunstancias y la música de Eric Serra adereza perfectamente el conjunto.

Lo mejor: Algunos gags cómicos muy divertidos.
Lo peor: No tiene mayor trascendencia.
publicado por Ramón Ramos el 3 octubre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.