Entrar a un cine para ver un telefilm ochentero propio de una sobremesa de Telecinco se hace más violento que ver entrañas esparcidas por el suelo. La saga Saw pierde todo sentido, y ni sus macabras trampas hacen nada para cambiarlo.

★☆☆☆☆ Pésima

Saw VI, seis veces más mala que nunca. Un reparto de prejubilados deambula desganado por una historia con menos pies y cabeza de los que se cortan en el film. La cinta, perfectamente catalogable de serie b, se apoya enteramente en satisfacer el hambre gore de conformistas mediante la actualización de nuevas escenas de tortura en las que sus protagonistas salen de las crueles trampas diseñadas por el malo malísimo.


Por si fuera poco, el director Kevin Greutert tiene la cara de declarar que en esta película quiere alejar la atención a las trampas y centrar la mirada en la historia y vida de sus personajes. Este director, que se estrena en la saga Saw, añade que, “estaba guardando lo mejor para el final”. Quizás se refería al final de su carrera, porque, ¿hacia donde pretende tirar este director californiano después de filmar esta broma de mal gusto?


Es una de las sagas más explotadas del cine actual, pero además ha llegado un punto en el que pierde todo sentido. ¿Por qué ese desperdicio de tiempo y dinero? Quizás, en parte, sea un fetiche masoquista de los productores y directores para que los críticos juguemos también un poco a destripar, pero termina cansando arrancar una mala hierba que sabemos volverá a nacer.


Saw VI llega finalmente a España el 8 de octubre, censurada y editada para poder salir de las salas X por su alto contenido sangriento, y entrar en multicines clasificada para mayores de 18 años.

Lo mejor: -Que ya van quedando menos números romanos.
Lo peor: -La falta de calidad y cambio en todo. Una saga dada al abandono.
publicado por Miguel Ruiz Manzano el 1 octubre, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.