Es una cinta que tiene un gran poderío visual y una sólida actuación de Colin Firth que ganó por este rol el festival de Venecia y Bafta

★★★☆☆ Buena

Un hombre soltero

Hay varias particularidades que hacen de este film una joyita para los amantes del cine. Primero que Tom Ford, su director desarrolla su opera prima y antes era diseñador de la marca Gucci. Su poderío visual esta presente en  cada fotograma, algo que agrada mucho a la vista y, por último, el rescatar de la comedia a Colin Firth, al cual conocemos por “El Diario Bridget Jones” o “Mamma Mia”,  ha sido el gran acierto para situarlo en una potente actuación, tal vez la mejor que se le conoce.  Elegancia, estados de ánimo contenidos y un manejo de la tensión cargado de sutilezas son fortalezas caracterizan al film donde el realizador gusta demasiado por el cuidado en los detalles.  Muy bien presentada, retrata la época de los sesentas y donde el solitario George Falconer (Colin Firth), es un profesor en una universidad de Los Angeles que planea su suicidio para poner fin a las desdicha por la muerte de su amante, Jim (Matthew Goode). Su única salida es un alumno interesado en el y su vieja amiga Charley (Julianne Moore),  que no pierde las esperanzas de ser su pareja, aunque se revela que es homosexual.  El film contiene el recorrido de un día de este maestro pero que se construye agregándole una serie de “flash back” cargado de detalles de su relación anterior y que van mostrado el por qué este hombre esta solo y vive su insufrible rutina perfecta bajo una procesión de pena contenida y nostalgia. Vive de los recuerdos y no contempla alguna aventura, el elegante exterior de George, se está desangrando. Se percibe el declive de un personaje que pierde el encanto por vivir y que esta ahogado que no puede gritar para pedir ayuda, recordemos que es una época estricta en los que se refiere a las opciones sexuales.  El traslado de la cámara de Ford, es en ocasiones demasiado impávida, pero permite ver detalles que intencionalmente el realizador  quiere que el espectador se fije como decorados, el diseño de vestuario y primeros planos de todos los actores que son la tónica que deleita la vista, algo comprensible viviendo del mundo de la moda y el diseño. Por su interpretación de Colin Firth,  ganó la mejor interpretación masculina en el 66º Festival de Venecia, el BAFTA inglés del mismo año y fue candidato al Oscar. La cinta se basa en la novela de Christopher Isherwood, uno de los escritos considerados hitos de la liberación gay. Este no es un film apto para amantes de la adrenalina sino más bien para aquellos que disfruten de un trabajo manufacturado al detalle para atrapar con asuntos cotidianos e intimistas.    
publicado por David Lizana el 27 agosto, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.