Le falta más nervio en la dirección y se queda en un quiero y no puedo

★★☆☆☆ Mediocre

Agallas

Rodado al lado de mi casita y con un actor principal que me encanta (Carmelo Gómez), se nos marcan una historia de ambiciones y narcos gallegos con acento bastante forzado. Hugo Silva, en un claro intento de abrirse camino interpretativo más allá del típico tio buenorro en series de televisión, se busca un personaje de lo más apartado: un macarra recién salido de la cárcel y con ganas de vivir bien.

La verdad es que el culebrón sobre el narcotráfico que se marca esta película es muy interesante, con giros bien llevados. Sin embargo, el desconcertante tono de pseudocomedia mezcla de Los Soprano y Una terapia peligrosa no llega a cuajar y todos los actores sobreactúan demasiado como para creerles. De hecho, da la impresión de que personajes tan informales lleguen a tener lo que tienen.

Gómez, que a ratos parece una caricatura del ex-alcalde de La Coruña (Francisco Vázquez) da bastante el pego. Silva, intentando parecer más macarra mediante maquillaje y gestos violentos varios que por interpretación, no molesta demasiado a la historia. Sin embargo, a una historia interesante le falta más nervio en la dirección y se queda en un quiero y no puedo.

Interesante.

Lo mejor: Los giros de la trama
Lo peor: Varios personajes con momentos bastante ridículos
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 23 agosto, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.