Stallone vuelve a dar en la diana con un film entretenido y sin demasiados quebraderos de cabeza para el espectador. Una reunion de estrellas de la accion en un producto convincente.

★★★☆☆ Buena

Sylvester Stallone vuelve a ofrecernos a sus incondicionales fans despues de la ultraviolenta  y entretenida "John Rambo" lo que promete, accion a raudales, violencia y semi gore, pese a que en este ultimo apartado el  ordenata se nota en demasia. Y sobre todo mucho, mucho, mucho humor, en muchas ocasiones algo chabacanos, pero ideales para el producto en cuestion, una cinta de accion que nos retrae al cine glorioso de la accion de los años 80, 90, aunque modernizado y vitaminizado. Pura accion que cuenta con un reparto de ensueño para los que amamos este genero. Pese a lo poco o nada desarrollado de estos como personajes y echando en falta a verdaderos astros de la accion (claro esta, sin desmerecer en nada al propio Stallone, Jet Li, Dolph Lungrend o Jason Stathan) de todos los tiempos, como Chuck Norris, Van Damme (ese tonto lava que no quiso participar en este film) o Steven Seagal (Ese otro tonto lava que tambien no quiso participar por culpa de sus diferencias con el productor de la pelicula). En este film tenemos todos los ingredientes necesarios para un coctel explosivo, disparos por todos lados, muertos a mansalva, hostias como panes, explosiones a doquier, desmenbramientos varios y esas charlas entre hombretones de pelo en pecho. Dialogos sin mucho tacto y con nada de delicadeza, pero que en una pelicula donde todo este requisito sobra, la verdad es que no se echa de menos. Pero eso si cargados con ironia y muy mala leche, vease como ejemplo de esto la excelente y muy divertida secuencia del pequeño cameo de Bruce Willis y sobre todo de Arnold S. Antologica.


La película no tiene un argumento de esos que se elogian por su genialidad, simplemente es una trama tan simple como poco novedosa, buenos contra malos. Pero eso es lo que el espectador busca y quiere ver cuando va a ver una cinta como esta. Una película de accion de las de antes, donde el musculo ganaba casi siempre al cerebro y este ultimo tan contento con tan duro golpe. No tiene un gran guión, ni si quiera lo pretende tener, no tiene grandes interpretaciones, ni falta que hace, pero si tiene mucha acción donde la adrenalina y las hormonas alteradas al 100% que hacen que disfrutamos de un plato bien preparado, algo corto de ingredientes con cierta solera, pero de una sabrosura exquisita que te hace saborearlo con placer de gourmet.


Tambien destaco ese innecesario giro final que sencillamente es tan surrealista como drastico y poco creible o razonable. Me refiero a ese cambio tan brusco de personalidad del personaje del actor  Dolph Lungrend que pese a lo poco que aparece en el film demuestra que su mejor talento interpretativo puede estar en las pieles de personajes mas alla de la ley. Pues es el unico personaje con algo de matiz, pero que de la cual no se sabe aprovechar.En definitiva una película llena de acción, muy divertida, que hará las delicias de todos los amantes de este género.
Lo mejor: Ver a los astros del cine de accion de ayer y hoy, lo disfrutable de la pelicula.
Lo peor: Que se podria haber currado algo mas el guion.
publicado por Vacelyk el 16 agosto, 2010

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.