Un divertimento sin complejos a la antigua usanza.

★★★★☆ Muy Buena

          “Yo soy prescindible.”

          “¿Prescindible? ¿Qué significa prescindible?”

          “Es como si te invitan a una fiesta, tú no apareces y a nadie le importa.”

Esta conversación la tenía Sylvester Stallone con Julia Nickson en Rambo II (1985). Los mercenarios contratados para misiones de alto secreto son como peones de ajedrez; son prescindibles y reemplazables. La nueva película de Sly Los mercenarios (The expendables, 2010), cuya traducción literal al español sería “los prescindibles”, trata precisamente sobre un grupo de soldados de fortuna reclutados para derrocar al dictador de una isla en algún lugar de Latinoamérica.

La amistad es el tema estrella de trasfondo, además de la redención de estos guerreros por su pasado plagado de muertes y violencia. Por lo demás es todo un homenaje al cine de acción de los años 80 y 90, con tipos duros y socarrones, más chulos que un ocho, que reparten estopa a diestro y siniestro. Tiros, explosiones, persecuciones y luchas cuerpo a cuerpo con un elenco que recoge a las viejas y nuevas glorias de este género cinematográfico: Stallone, Mickey Rourke, Jet Li, Jason Statham, Eric Roberts y Dolph Lundgren, además de sendos cameos de Schwarzenegger y Bruce Willis que se reúnen con su colega Sylvester en una escena, momento que todos los fans del género llevábamos años esperando.

Trepidante, adrenalítica y divertida, tan sólo un montaje algo confuso en algunas escenas de acción impiden que la película sea redonda del todo. La química entre los actores es buena y se les nota a gusto en sus roles, disfrutando de su trabajo.

Parece que las islas están de moda este año: Scorsese nos presentó a un Di Caprio desquiciado en el thriller psicológico Shutter island, luego Polanski nos trasladó a otra ínsula para vivir una trama de conspiraciones políticas en El escritor, y ahora Stallone se monta una guerra en otro pedazo de tierra rodeada de agua por todas partes.

En definitiva Los mercenarios es un divertimento sin complejos a la antigua usanza. Stallone dirige, coescribe y protagoniza el film con la firmeza que le aportan 30 años de experiencia en este tipo de películas y un gran conocimiento de la industria cinematográfica.

Lo mejor: El planteamiento y el elenco de actores.
Lo peor: El montaje algo confuso de alguna secuencia.
publicado por Ramón Ramos el 15 agosto, 2010

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.