Un pequeño cambio

La comedia romántica es un género que debería haber muerto hace años, al igual que lo hicieron el western, el peplum los musicales, a pesar de algunos casos puntuales en las últimas décadas. Pues bien, la comedia romántica ramplona siempre es predecible, todo es demasiado feliz y no aporta nada original ni fresco. Sólo nos dice que el amor perfecto existe, que sólo hay que buscarlo. Pero ese argumento sólo engaña a quinceañeras con profundas carencias emocionales. Y para comprobarlo, mejor disfrutar de comedias románticas amargas, realistas y originales, como Pagafantas o Juno

Un Pequeño Cambio nos relata la historia de un hombre amargado e hipocondríaco, que está enamorado en secreto de su mejor amiga. Esta quiere tener a su hijo y va a usar el semen de un donante al que conoce. No obstante, el amigo cambia su semen y pasados 7 años, conoce al niño, con el que tiene muchos puntos en común.

Si al comedia hubiera sido alocada y no se hubiera tomado tan en serio a sí misma, otro gallo cantaría, pero aquí todo es soso y el final está cantado desde el principio. Han vendido el filme como la última creación de los creadores de Juno, pero está claro que aquí ni Jason Reitman ni Diablo Cody han tenido mucho que ver.

Jason Bateman, el protagonista, está bastante bien en su rol de tipo pesimista, pero es poco interesante su relación con el niño. Ha nacido para la comedia, pero para la buena comedia, no ésta. Aniston no tiene gran cosa que hacer, pues los personajes femeninos en esta calaña de productos, no suelen ser muy allá, y todo el peso recae en la parte masculina. Los secundarios son de lujo (Jeff Goldblum y Juliette Lewis), pero sus roles están desaprovechados y hacen poca gracia. Por otro lado, el niño protagonista es repelente, siempre triste y no hace más que irritar.

Lo dicho, una comedia floja y predecible, pero que seguro dará su dinerito cuando se estrene.

publicado por Mario Parra Barba el 11 agosto, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.