La idea de esta torpe comedia romántica es querer seguir sacando provecho de un subgénero que ya no da mas de si, como es el de las comedias con boda en su argumento.

★★☆☆☆ Mediocre

La boda de mi familia

La idea de esta torpe comedia romántica es querer seguir sacando provecho de un subgénero que ya no da mas de si, como es el de las comedias con boda en su argumento. Desde películas de gran calidad como fueron "La boda de mi mejor amigo" o la autentica joya de la corona de este subgénero romántico que fue la divertidísima "Cuatro bodas y un funeral", no se ha visto ninguna comedia que haya pasado de un simple aprobado, tal vez "Los padres de ella" sea una excepción a estas continuas mediocridades cinéfilas o ni siquiera eso. "La boda de mi familia" no es una excepción y vuelve a cargar sobre el sobado y cansino tema de los suegros que les hacen la vida imposible a sus futuras familias. Eso sí, en esta ocasión los chistes de la misma van directos por el tema racial, ya que la novia es mexicana y el novio afroamericano y todo lo que eso conlleva para los novios y el sufriente espectador sus respectivas familias,tradiciones y demás. Todo envuelto en una espiral de mediocridad de tal calado que incluso un chiste del patético Chiquito de la Calzada me haría aun mucha mas gracia. Pero chistes manidos y simplistas que parecen ser escritos por un niño de parvulario en vez de por un guionista con algún sentido común en su ser. Estos chistes y muchas de las situaciones que ocurren y se desarrollan en la cinta, se ven demasiados forzados/as al igual sucede con los actores que participan este intento de comedia. Forest Whitaker, un excelente actor pero que lo consigue hacer en su tono mas dramático, en esta su otra faceta, la comedia, esta completamente perdido en el incierto desarrollo de su personaje, agotando diferentes rostros de circunstancias poco creíbles que son de una indignación tan salamera sin que en ello se vea correspondido o al menos aun compensadas con una razonable actitud cómica por su parte. Carlos Mencia, un actor que en verdad poco conocía de su carrera cinematográfica (ni sabia que tenia una) si ser esa presencia en la comedia interpretada por el cómico actor Ben Stiller de nombre "Amor Compulsivo" es el actor y personaje que mejor consigue salvar los platos rotos de este desbarajuste fílmico racial. Su actitud seria pero inconformista y burlona consigue crear cierta simpática conexión con el espectador, que pese a este único elemento aparte no ayuda ni tiene la suficiente garra para que toda la trama tenga algo de cordura. Reconocer que tiene algún que otro punto (sobre todo los amigos del padre que interpreta Forrest Whitaker) y que es en estos acompañantes de lo mas secundarios es donde únicamente un servidor se puedo echar unas ligeras pero agradecidas sonrisas. La simpatica presencia de la conocida America Ferrera (La Betty fea en version americana), tampoco es que ayude mucho a su carrera en el cine.

El padre del novio, un afroamericano locutor de radio y el de la novia, un mexicano responsable de un taller mecánico. Se enfrentan en un tosco duelo para ver cual de los dos pueden romper la susodicha boda o al menos ser uno de ellos el que se lleve el honor de llevarla a su propio terreno ancestral.

Este es un producto lleno de clichés y tópicos a malsalva sea por las razones que sea, la guerra racial o el simple hecho de que la comedia que se intenta explotar, es tan inesistente como lo es la simpleza de todo su empaque. Dirige Rick Famuyiwa, un japonés afincado en los Usa (o de nacimiento no lo se, ni siquiera me ha interesado buscarlo) que desconozco su anterior filmografía, pero si es como esta, su trabajo corre mas peligro que España en manos de Mariano Rajoy.
Lo mejor: Carlos Mencia.
Lo peor: Todo en general.
publicado por Vacelyk el 6 julio, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.