Más desarrollo de personajes, aumento en niveles de tensión pero manteniendo su carácter de castidad y sexualidad tiene “ Eclipse”, que se erige sobre el nivel de sus antecesoras.

★★★☆☆ Buena

Es época de la tercera parte de la saga de novelas escrita por Sthepanie Meyer, “Eclipse” la nueva entrega que viene fiel a sus antecesoras, muchos primeros planos de sus estrellas favoritas para que los “puber” se sientan dentro del cuadro, y sin perder el sentido de castidad implícito y potentes imágenes para atrapar a esta generación audiovisual.  En pantalla hay bastante pectoral trabajado, que sirve para que las chicas al menos vayan al cine, pero la cinta ahora dirigida por David Slade (Hard Candy, 30 días de noche), le agrega pimienta al asunto, armando algunos momentos únicos que no se habían visto anteriormente en las dos entregas, mejoramiento de diálogos, aumento del humor, elaborados niveles de tensión y acción. La historia continua con este triangulo amoroso único, que tiene a una humana, un vampiro y un hombre lobo, y que ahora  ante el peligro, deben unir sus fuerzas ante un enemigo más peligroso liderado por Victoria (Bryce Dallas Howard), una mujer vampiro poderosa que prepara la venganza contra Edward y su familia por haber matado a su amante. Recluta un ejército de vampiros recién nacidos que resultan muy duros que tratará de dar muerte a Bella y venganza del longevo clan “chupasangre” que tendrán que pedir ayuda a los lobos. En tanto Bella es testigo de cómo sus dos custodios provenientes de mundos tan diferentes, tratan de persuadirla con sus encantos para que se decida por uno de ellos.  En si las cinta tiene un carácter técnico de buena factura, sin ser brillante contiene todos los elementos muy bien dispuestos para encantar a una platea bien condescendiente y compuesta mayoritariamente por muchas féminas adolescentes y algunos adultos que se entregan ante esta fábula sobrenatural que nunca abandona su tono infantil, romántico y solo de divertimiento, pero promotor del cuidado sexual de los jóvenes en segunda línea. Esta nueva cinta, que era solo el paso hacia gran final, aporto más de lo esperado. Bella  Zwain venderá cara su virginidad a algunos de los dos oponentes, enfrenta una fuerte decisión de morir como humana y perpetuarse como un ser inmortal. Las cartas esta tiradas y de seguro irán cautivando a su nicho que les seguirá siendo fiel, suspirando ante cada declaración de amor y deseando encontrar un enigmático príncipe azul parecido a Edward Cullen, caballeroso y entregado al amor como ninguno.  
publicado por David Lizana el 2 julio, 2010

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.