Este thriller de acción presenta el caos y engaño oficial en torno a las armas de destrucción masiva en Irak. Vertiginosa y efectiva cinta del director británico Paul Greengrass de la saga Bourne Identity y ultimátum.

★★★☆☆ Buena

Green zone: distrito protegido

El estilo de Paul Greengrass, director de dos Bourne Identity, Bourne Supremacy y United 93, queda más patente que nunca en esta cinta donde nuevamente convoca a Matt Damon esta vez en un frente distinto de acción que proporciona la invasión de Irak por parte de EE. UU post 11/9.La cinta se plantea como un valiente relato que denuncia sin tapujos que la operación en búsqueda de armas de destrucción masiva solo fue una excusa para entrometerse en dicho país, lo cual hasta hoy le sale bastante caro al USAEl subteniente Roy Millar(Damon) y su equipo de inspectores son enviados a Irak para encontrar supuestas armas químicas almacenadas bajo el suelo del desierto pero sólo descubren un elaborado plan para hacer fracasar su misión. Empujado por agentes secretos con objetivos muy diferentes, Miller deberá encontrar pistas en suelo extranjero que le lleven a las respuestas necesarias para sustituir a un régimen indeseado o iniciar una guerra en una región muy inestable. Saddam e Iraq se presentan como el blanco perfecto para seguir con la guerra al terrorismo, las temidas armas de destrucción masiva. La zona verde o “green zone” es el lugar donde estaba el palacio de gobierno y donde se instalo en radio de mando de EE.UU, CIA y ejército que deben encontrar rápidamente la armas que brindan legitimidad a la calamidad ocurrente frente a la prensa. Para el oficial este cruce es demasiado complejo navega en las turbulentas aguas que se mezclan la militarización y el gobierno que se refutan unos a otros. Un merito que eleva el film es su apuesta en utilizar soldados verdaderos y la intrépida e inquieta cámara a que nos tiene acostumbrado su realizador brinda la sensación de estas dentro del grupo de soldados decidiendo como viene la siguiente mano donde el más que tener rostro árabe tiene mas cara Yanqui el enemigo.   Este thriller funciona a la perfección puesto a que cumple con uno de los requisitos indispensables del género, su ambiente extremo e intenso desarrollo son sus verdaderos imanes.no pierde tiempo en cliches de confraternidades entre soldados y esas cosas, se centra solo en la intriga y en los hombres de acción En ello tiene que ver mucho la experticia en este tipo de relatos Paul Greengrass, que logra con sus experimentados camarógrafos  imprimirle nervio a cada secuencia, ya sea en la calle o interiores lo logra sobradamente. La ambientación y extras están estupendos logrando realmente a trasladarse a eso difuso mundo que gobierna el terror y la incertidumbre.  Matt Damon  la figura central justifica plenamente la nueva convocatoria de sus director otorgándole el aplomo necesario para ser un líder creíble y eficaz cuando la situación los apremia.
publicado por David Lizana el 1 julio, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.