Parajes áridos post apocalípticos, hombres solitarios vagando y harta dosis de acción es el cóctel de los hermanos Hughes presentan con lo mejor de los western, escrituras bíblicas e historias de sobrevivencia en un ambiente hostil.

★★★☆☆ Buena

El libro de eli

El constante silbido de una canción de Ennio Morricone por parte de uno de los protagonistas, los incesantes duelos en medio de polvorientas calles, inmensos parajes,  el hombre solitario y sin pasado, no son meras casualidades que aparezcan una y otra vez en esta cinta post apocalíptica. Ya se ha visto algo de aquello en las cintas western del extinto director Sergio Leone  o de John Ford,  que lograron una estética que fue seguida por muchos cinestas de grandes escenarios. La vuelta de tuerca de esta cinta viene a ser como aprovechar todos los elementos clásicos del western para utilizarlos ahora hacia el Apocalipsis, donde ya no queda nada, no hay muchos conocimientos, ni rastros de una vida anterior, por ello los viejos son tan requeridos y las nuevas generaciones no saben como era la tierra hace 30 años atrás.  Eli, interpretado por Denzel Washington, prenda de garantía para cualquier director,  es un silente guerrero pacifista que no va en busca de peleas, las evita pero no duda en sacar su sable si tratan de arrebatarle un preciado libro que carga en su mochila, el cual lleva a al oeste y cuyo contenido es vital para el fortalecimiento y guía para la nuevos tiempos. La tierra sucumbió a la mano del hombre hace 30 años él y Carnegie,  encarnado por Gary Oldman , son los mas viejos o sabios y que vivieron antes y después de la tragedia, en un inicio se respetan pero cuando  Oldman, que es como un alcalde macabro de un pueblo muy parecido a Sodoma y Gomorra, se entera que Eli carga con el libros sagrado que tanto busca,  emprende una violenta cacería para arrebatárselo junto con los conocimientos que este posee. Eli  emprende su huida con la bella chica Solara.  Puntos en contra podrían ser que todos los personajes utilizan gafas de sol de los mejores diseñadores, acaso no se quemaron o estaban bajo tierra?. Predecible por momentos su historia. Las mujeres relegadas a un segundo plano  y no se explotó más el tema del canibalismo reinante. A favor, la fotografía estilo western y el diseño de arte apocalíptico, son espectaculares. Washington y Oldman en lo suyo como contrapuntos y a pesar de la lentitud de muchas acciones, igual esperas con ansias el desenlace y en eso es mérito de los hermanos Allen y Albert Hughes que dotan un cierto misticismo y añadiendo incluso algunos códigos samurai relacionados con el honor a la cinta que no defrauda del todo.   
publicado por David Lizana el 9 junio, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.