Cine fantástico que no sorprende demasiado tropezando por su vertiginoso ritmo auto impuesto que deja de lado el alma y carácter de sus antepasadas cintas inspiradas en la mitología griega. Queda en deuda por donde se le mire.

★★☆☆☆ Mediocre

Furia de Titanes 3D

Nada más ochenteno que recordar algunas tarde de cine el el hogar viendo tv, ahí se veía muchas películas que amenizaban una lluviosa tarde que privaba de andar detrás de un balón. En una de esas me recuerdo haber visto una de monstruo temido como el kraken enviado por los dioses del olimpo para castigar a los hombres con efectos especiales parecidos a la plasticina que se notaban malos inclusos en ese entonces. La previa de esto tiene solamente sentido en esta nueva cinta de dioses y semidioses porque precisamente se trata de un remake de esa película de 1981 que encandilaba a los ojos poco habituados  a estos mundos a cargo de Desmond Davis.  

Acá con la magestuosidad de los efectos especiales y el vertiginosos ritmo,  deja de lado por completo los sabrosos diálogos y el contenido en si,  a pesar que esta  encabezada por actores prominentes y avezados dentro de los que se encuentran el australiano Sam Worthington de “Avatar” y  los ingleses Liam Neeson y Ralph Fiennes, quedando bastante en deuda no entusiasmando demasiado pero no para bostezos. Ni los actores se ven muy compenetrados a excepción de algunos secundarios de fuste.La historia narra parte de la vida de Perseo, nacido como un dios pero criado como un hombre, no puede hacer nada para salvar a su familia de Hades, el vengativo dios del inframundo. Sin nada que perder, Perseo se ofrece para liderar una peligrosa misión destinada a derrotar a Hades antes de que pueda arrebatar el poder a Zeus y hacer de la Tierra un infierno. Comienza junto a otros soldados un peligroso viaje a lo más profundo de los mundos prohibidos. Draco, un experimentado soldado que anima al rebelde Perseo a aprovechar sus poderes divinos. Los hombre lucharán contra demonios, bestias terribles, sólo sobrevivirán si Perseo acepta su poder de dios y desafía a su destino para forjarse el suyo propio.Por el perfil de su director que tiene entre sus trabajo las anteriores “El trasportador 1 y 2”, prevee algo liviano pero de harta acción que no necesariamente llene el gusto de todos.

La rápidez narrativa que es una virtud en toda cinta, aquí simplemente en muchas ocasiones no da espacio para la admiración de los decorados, hermosos paisajes y trajes. Es más el kraken es lo mas esperado tampoco mete mucho susto, y no retrata de capacidad de asombro sino del tono estilístico de acción y que olor a matine rancia. La mitología griega que  ha ejercido una amplia influencia sobre la cultura, el arte y la literatura, solamente sirve de excusa para una película de acción, nada de romanticismo  u aprendizaje, solo el ir y venir de un puñado de hombres tras  un dios malo como Hades y que deja por completo de lado la historia, pasado u desarrollo de personajes mal aprovechados. Es una cinta de matiné, hablada en español, al menos acá, que siempre recauda debido a su bullado marketing y sentido del espectáculo trasversal al público. Se desaprovecho la lejanía de 30 años con su antecesora. Lo curiosos es que ya suena a trilogía.     

publicado por David Lizana el 19 abril, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.