Una apuesta arriesgada pero con varios destellos de genialidad y originalidad tiene este film. En este mundo solo el 5% es humano, el resto chupasangres de cuello y corbata con fuerte presencia de corporaciones con dudosas intenciones.

★★★☆☆ Buena

Daybreakers

 Los vampiros siempre han sido desde los inicios del cine mudo una debilidad para realizadores y fuente inagotable de historias fantásticas mezcladas con sangre, conspiraciones y amores imposibles. Sin ir más lejos, Drácula por ejemplo, es el personaje con más adaptaciones en el séptimo arte, imagínense más que el propio Jesús. Cuando me apreste a ver esta cinta, ya había visto la “puber” Crepúsculo, “Aprendiz de vampiro” y solo “Déjame entrar”, la cinta sueca, me había cautivado con una historia madura frente al tema. Para sorpresa algo ocurre en la apertura inicial. Esta versión lo cambio todo. Oxigena el género, para graficarlo mejor aquí los humanos son minoría y son  cazados por toda una sociedad vampira controlada por dosis legales de sangre servidas en cafés y comidas. Viven y trabajan de noche, tienen automóviles especialmente adaptados para conducir de día con cámaras en el techo y vidrios oscuros. Es un mundo al revés el que presenta esta cinta.   Su tono sombrío como era de esperar se ve reforzado por potente actuación de Ethan Hawke, que se le conoce por cintas como “Día de entrenamiento” y “Antes del amanecer”. Sus directores son los hermanos Michael y Peter Spierig, tienen algunos  destellos de brillantez mezclar la ciencia ficción y el tema de los vampiros.  

Corre el 2019 solo el cinco por ciento de los seres humanos quedan después de una plaga ha transformado a todos en una especie de vampiros de todas las razas, clases y profesiones. Se parecen a nosotros, fuman, se relacionan pero duermen de día y aborrecen la luz. Los humanos restantes son seres en escasez que proveen la sangre altamente codiciado y por lo tanto son cazados y llevados a verdaderos mataderos para extraerles hasta la ultima gota de sangre. Los humanos se acaban por lo tanto los científicos de colmillos afilados como  Edward (Ethan Hawke) deben buscar un líquido sustituto rápido pero dan con otro descubrimiento proveniente de una pareja de humanos que lo tientan a otra solución.     

Será buscado por arriesgar toda la sociedad y andará con los humanos para tratar de cambiar la versión de sustituto de la sangre a una cura al vampirismo, una apuesta más que compleja. La cinta tiene bastantes suspenso y acción. Las ballestas son las únicas armas a las cuales temen los vampiros, el juego con las luces y sombras son verdaderamente geniales y a pesar de que por momento logra un tono medio infantil de batallas, mordidas y humor acido,  convence en su propuesta que se erige como una nueva saga pero que es más seria y ambiciosa que Crepúsculo. Acá no se busca la taquilla fácil,  hay algo de sustancia en sus postulados de una humanidad en extinción y las corporaciones que abusan de los individuos. El film merece alabanzas principalmente por el hecho que se siga con temas acerca de chupasangres,  con buenos aportes, al menos por momentos acá con brillantes y originalidad. Esta cinta gustará principalmente a los fans de las sagas  The Matrix y Blade. Completan el reparto Sam Neill, Isabel Lucas y el gran Willem Dafoe.      

publicado por David Lizana el 19 abril, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.