El relato avanza de atrás a adelante y al revés, en una original propuesta que nos enseña tanto las épocas en que la relación es pura felicidad a los bajones y desengaños del amor.

★★★★☆ Muy Buena

(500) dias juntos

Divertida, fresca y original opera prima de Marc Webb, que se ha estrenado hace poco en las carteleras españolas. Parece extraño decir que es una película original cuando se trata de una comedia romántica norteamericana sobre chico que busca chica aunque ella no está por la labor de tener una relación seria. Yo tampoco estaba por la labor de creer que el género comedia-romántica-norteamericana-actual valía la pena, pero esta vez me han convencido con creces.

500 días son los que le dura el enamoramiento a un joven arquitecto frustrado que trabaja diseñando tarjetas de felicitación. Summer es la chica que él cree la mujer de su vida. El título español es engañoso ya que esa cifra de días no la pasan juntos sino que durante ese tiempo se conocerán, se dejaran, se reconciliaran y se recordarán cuando no estén juntos. Amistad y pareja en un difícil equilibro emocional bajo el tamiz del humor.

Siempre desde el punto de vista del chico, el relato avanza de atrás a adelante y al revés, en una original propuesta que nos enseña tanto las épocas en que la relación es pura felicidad a los bajones y desengaños del amor. Este recorrido se muestra visualmente con un contador de días que avanza o retrocede para contarnos las distintas partes de la historia. Los actores están muy bien y de los protagonistas solamente conocía a Zooey Deschanel de Yes Man.

Se agradece el atrevimiento del director al utilizar con habilidad diferentes recursos para llenar la película de emoción y escapar de los caminos trillados de la "pastelera" comedia romántica al uso. Un tronchante número musical, reconocibles escenas de películas, división de la pantalla en dos para mostrar simultaneamente las expectativas del enamorado y la cruda realidad; banda sonora y referencias musicales que hacen avanzar la acción (una gozada escuchar a mis idolatrados The Smiths); voz en off del narrador omnipresente emitiendo sus juicios de valor; y más cosas de lo que otros llamarían trucos pero que yo prefiero calificar de geniales recursos.

Además el fondo también hace diferente a esta película. El protagonista perdidamente enamorado sabe que su concepto del amor está influenciado por el cine y la música pop, es consciente de que se engaña pero no puede evitarlo. Sin que pueda dejar de dar un aplauso para el apunte del desenlace en el que se nos dice que la casualidad es la dueña de nuestras vidas. No es necesario que todo acabe bien ni mal para que la vida continúe, porque el azar está ahí esperando su momento.

Me lo pasé muy bien con esta película y aunque es obvio que también recorre los caminos trillados del género romántico, cómo esos reconocibles amigos del chico o su idealización de la chica; el conjunto resulta toda una bocanada de aire fresco en un género normalmente bastante previsible.
publicado por Xalons el 22 febrero, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.