Un más que correcto drama carcelario de origen francés. Audiard se apoya aquí en una narrativa muy contundente y en unas magníficas actuaciones de todo el elenco. Más que recomendable.

★★★☆☆ Buena

Un prophete

La cinta nos muestra en su comienzo la llegada a una prisión francesa de nuestro protagonista de origen árabe Malik El Djebena, quien deberá cumplir una condena de 6 años de encarcelamiento. En un comienzo, Malik deberá sufrir las tremendas humillaciones del resto de los reclusos, incluida la del líder de una de las bandas más influyentes de la prisión. Contra la espada y la pared, Malik deberá cooperar con algunas de las misiones que se le encomiendan si no quiere volver a ser víctima del duro y corrupto sistema carcelario francés.

La historia de “Un Profeta” es a priori muy pero muy interesante. Estamos hablando de un típico drama carcelario, en el cual nuestro protagonista sufrirá diversas humillaciones durante su estadía en un sistema penal que desconoce y en dónde evidentemente tendrá que hacer frente a diferentes consecuencias que se irán sucediendo durante todo el relato del filme.

Así, la cinta irá ganando en tensión (los primeros 45 minutos son realmente geniales), pero lamentablemente irá perdiendo sorpresa a medida que avance la misma, por ser literalmente presa de un guión muy bien narrado pero demasiado lineal en su planteamiento general. Aquí el espectador podrá imaginarse por dónde va la cosa en diferentes momentos, ya que el filme en ningún momento se aparte de clichés típicos del género en cuestión. Quizás lo mejor de la cinta sea la fuerza narrativa que deriva de sus interpretaciones y diversas cuestiones que hacen que inclusive las dos horas y media de duración del filme se pasen francamente muy pero muy rápido.

En materia técnica, “Un profeta” es un producto francamente perfecto. El filme posee una fotografía excelente que nos relata el francamente tétrico sistema carcelario francés en muchísimas de sus escenas y nos brinda ciertos movimientos de cámaras que harán que varias escenas generen verdadera tensión en pantalla, sobre todo en sus tremendos 45 minutos iniciales. En definitiva, una dirección excelente en todos los rubros técnicos para un producto bastante correcto en líneas generales.

Quizás por lejos, lo mejor del filme sean sus impecables actuaciones. Tahar Rahim brinda una enorme performance como un muchacho que literalmente no sabrá que hacer en un comienzo, por lo cual se verá acorralado por absolutamente todos lados. Sin embargo, su personaje deberá mostrar una enorme valentía para poder sobrellevar su estadía, o quizás, morir en el intento. En este sentido, Rahim brinda una actuación con muchos matices, por lo que pasará de un tremendo desasosiego inicial a una progresiva y necesaria valentía que se verá plasmada en pantalla una forma muy pero muy natural.

En conclusión, “El Profeta” no es el tremendo peliculón que muchos críticos se ciegan en decir que es. “El Profeta” es por sobre todo, un más que correcto producto cinematográfico que mezcla el típico drama carcelario con algunos ingredientes derivados del género del thriller. Muy buenas actuaciones, para un muy buen producto de un renovado cine francés.

Lo mejor: La impecable narrativa que hace que una cinta de dos horas y media de duración se pase más rápido de lo normal. Sus impecables actuaciones.
Lo peor: Cierta previsibilidad en la trama.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 21 febrero, 2010

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.