Intensa, sofocante y llena de adrenalina es esta película acerca de un escuadrón que desactiva bombas en Irak. Dirige en forma magistral Kathryn Bigelow que suma otra película llena de testosterona asemejando registro documental que la hace muy real

★★★★☆ Muy Buena

En tierra hostil (The hurt locker)

La intensidad de sus argumentos sumado a una inquieta cámara que asemeja un registro documental, que la hace muy real para el espectador, son los principales agentes que hacen de este trabajo sea un incendiario y atrapante thiller bélico, que no cae en las burdas tentaciones de mostrar confraternidades sonsas tantas veces vistas sino se centra en los hombres de acción, donde ese respira la tensión en cada una de las calles del ocupado país. La cinta es totalmente adictiva, te atrapa y te quedas con gusto a poco hasta sus últimas imágenes. Es el sonado retorno de la directora  Kathryn Bigelow, nuevamente con temáticas varoniles que son de sus preferencia,   esta vez sin un trío de estrellas pero tiene actores que entregan una impecable interpretación sin caer en los típicos clichés de género. Bigelow responsable de "Point Break”(1991), en 1995 "Strange Days”y 2002" K-19: The Widowmaker”, tiene la gracia que ofrecer personajes masculinos, y más encima tendrá que pelear algunos premios con su ex esposo James Cameron que esta tras la dirección de "Avatar".

Las nominaciones a los Globos de Oro y los inminentes Oscar la catalogan como una de las sorpresas de la temporada. Esta fascinante cinta esta está basada en el guión del escritor Mark Boal, quien perteneció a la escuadrilla de bombas del EOD en el ejército de EEUU. Narra las vivencias de la brigada de élite que se encarga de desactivar explosivos en Irak sitiado por francotiradores y suicidas. En ella  Jeremy Renner (Sargento William James), recién asume en su nueva unidad y se sale de protocolos confiando en sus experticia lo cual descoloca a su equipo que acaba de perder a su líder. Lo que desconocen sus compañeros es que este hombre se alimenta de la adrenalina de su trabajo, tal lo haría un corredor de autos de carrera, lo asume con total responsabilidad incluso a veces quitándose sus instrumentos de seguridad para maniobrar mejor. El grupo deberá lidiar con francotiradores, coches bomba, bolsos sospechosos e incluso con el increíble muerto bomba, algo espeluznante y perturbador. La tensión se hace sentir en la sala siguiendo una y otra vez  a los posprotagonistas en cada secuencia como fuese el fin debido a lo peligroso de su trabajo. La carencia del discurso político  o cuestionamientos no son lo central, “En tierra hostil” es pura emoción  y no glorificación bélica, lo que la hace rara en su especie. En esta brigada, cada patrullaje o llamado de alerta, constituye una visita casi segura a la muerte, hay una tensa calma que deja impertérrito y cautivado en todo momento y cuando de explosiones son espectaculares y registradas al detalle con una cámara especial para ello, al igual que su estupendo sonido que te trasportan al campo de batalla que principalmente son las calles de la ciudad. Debido a la excelencia técnica me fue imposible no recordar la cinta de Ridley Scott “Black Haws Down”, de muy buen nivel también y que le debe varias secuencias este nuevo film.

La muerte esta ahí, el agradecimiento para esta unidad es solo con el deber cumplido, mas de ochocientas bombas desactivadas son el crédito del sargento que sabe hacer bien sus trabajo pero en casa siente que no esta lo que ama realmente. La cinta fue galardones en el Festival de Toronto y recibió  cuatro premios en el Festival de Venecia. En el filme también aparecen en breves tomas Guy Pearce, Ralph Fiennes y Evangeline Lilly del “Lost”.
publicado por David Lizana el 17 enero, 2010

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.