Las consecuencias de pulsar un botón…

★★★☆☆ Buena

The box

El gusto y el refinamiento de Richard Kelly por hacer las cosas bien, queda impregnado en The Box. Donde los símiles con su obra maestra, Donnie Darko, son exagerados.
Y es que esa mezcla de Paranoia, viajes al mas allá y todo el misterio en sí, son propios del director.
Es indudable que la ha dirigido él y no otro. Digo ésto, porque no hay sorpresas aparentes en su metraje que nos hagan dudar de la mano de Kelly.

¿Es un genio? ¿O mas bien, un hombre con ideas que no plasma al cien por cien?
Para mí, un poco de las dos.
Y es que The Box es un film interesantísimo. Engancha desde el primer momento y mantiene en vilo. Cosa perfecta para todo aquel que quiera ver una película de suspense.

"En una puerta hay cocodrilos, en otra leones y en otra la salida"

Intentando dejar marca y no asemejarse a ningun director, Richard Kelly, lo intenta, al menos. Sin embargo el resultado final es algo escaso. Y es que a mi parecer, (no se el vuestro) se quedan muchas cosas en el aire. O bien por la incognita de dejarnos en ascuas o porque no había mas ideas que las existentes.

The Box trata sobre un hombre de cara deforme (Frank Langella), que deja en casa de una familia un artefacto con un botón rojo. Si lo pulsan ocurrirán dos cosas. Ganarán un millón de dolares y alguien, en alguna parte, morirá. Todo esto ocurre en veinte escasos minutos de película inicial. A partir de ahí, todo empieza cuando ocurre lo que sabemos. La mujer (Cameron Díaz) pulsa el botón. Es entonces cuando tendrán que actuar por una serie de consecuencias que empezarán a ocurrir hasta que el dispositivo sea preparado para otra familia y pulsen el botón.

"Es bueno señora, raspe y verá"

No os cuento más.
Volviendo al tema interior, sin desvelaros mucho, he observado algunos fallos de rodaje que como ya he dicho, o bien es que no se explican o que quedan ahí para que nos comamos un poco el cerebelo. Pero dudo que sea ésa la idea.

Si Richard Kelly se ha intentado superar a Donnie Darko, es claro que no lo ha conseguido. Sin embargo ha dejado huella con una película muy interesante, recomendable y no para todos los gustos, como ya ocurría con su predecesora.


La frase: "¿-Que viste, qué había en la luz?"
"-No sabría describirlo. Es un lugar que no está ni aquí ni allá. Es una parte intermedia. Es un cálido abrazo. Un lugar donde acaba el camino y donde la desesperación ya no gobierna el corazón humano" (Responde el marido(James Marsden) a su mujer (Cameron Diaz) en medio del baile)
Lo mejor: Aunque parezca mentira, Cameron Diaz. Frank Langella. La idea del film.
Lo peor: Lagunas argumentales.
publicado por Dani Martín el 8 diciembre, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.