Una secuela tristemente decepcionante, superada ampliamente por el remake americano de la primera, Quarantine. Y con creces, además…

★★☆☆☆ Mediocre

Rec 2

Todos los logros que tenía la genial REC se han ido literalmente a la mierda en esta supuesta continuación que traiciona punto por punto los esquemas de su antecesora. REC 2 es una secuela que juega a ser todo lo opuesto a la original. Si bien esa operación puede dar obras netamente superiores a la película de la que parte como es el caso de la bestial Terroríficamente muertos, de Sam Raimi, en otras ocasiones dicha oposición suele ser sinónimo de desastre. Y si no, que se lo digan a Tobe Hooper con La Matanza de Texas 2, un bodrio aburrido como él solo. REC 2 ha jugado unas cartas que han masacrado miserablemente los logros de su primera parte al haber introducido dosis bastante elevadas de humor negro autoparódico (en algunos casos logrado, todo hay que decirlo) y un componente sobrenatural que, en vez de ser innovador para bien, es absurdo, bobalicón, poco original y sumamente confuso.

El film funciona a nivel técnico, pues está muy bien fabricado. No puede decirse lo mismo de las sobreactuaciones de algunos miembros de la plantilla interpretativa, a pesar de que bastantes de ellos mantienen el tipo con soltura. Se han incorporado escenas de acción donde lo mejor y más destacable es ese estilo action-shooter a lo Doom que, además de divertido, es impecable.

Y hasta aquí se acaba lo bueno porque, salvo alguna aislada escena cargada de tensión, bastantes y generosas dosis de sangre, un puñado de diálogos cómicos alejados de lo patético de otros tantos y unos minutos iniciales prometedores, el resto de la película naufraga gracias a la intención de sus creadores de dar una vuelta de tuerca para lograr algo completamente nuevo. La pena es que han confundido un término tan sumamente sencillo introduciendo montones de detalles que resultan totalmente inchoherentes con el primer film, entre ellos [SPOILERS A SACO] el comportamiento satánico de los zombis o que, por ejemplo, a la mamá zombi se le ocurra ponerse a hacer una puta tortilla estando ya más para allá que para acá [FIN DE SPOILERS A SACO].

En resumidas cuentas, y tras un largo proceso de digestión y meditación, esta REC 2 me ha parecido un film bastante mediocre, sobre todo debido a esas múltiples referencias sobrenaturales que ya no son capaces de asustar a nadie y que no pegan ni con cola con la obra original. Se limita a ser un pastiche que, al menos, funciona y entretiene a través de la risa histérica que produce en el espectador. Y poco más, porque terror, como tal, produce bien poco. Lo que sí produce en múltiples ocasiones en un poquitín de vergüenza ajena e indignación al mostrarnos a una Manuela Velasco que poco o nada tiene que ver con la histérica que conocimos en la película anterior, y desaprovecha una idea que daba para muchísimo más de lo que nos han vendido.

Sin más, una secuela tristemente decepcionante, superada ampliamente por el remake americano de la primera, Quarantine. Y con creces, además…

Un 4 y mi súplica de que no haya una REC 3…
Lo mejor: Determinadas escenas de tensión, que entretiene y divierte y lo bien hecha que está.
Lo peor: Infinidad de elementos pero, sin dudarlo, ese penoso tufo sobrenatural que convierte un
publicado por Pablo Rodríguez el 3 octubre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.