Sam Raimi (Spider Man)tal como un superhéroe llega al rescate del cine terror gringo que estaba estacado en remakes de éxitos de antaño y adaptaciones del cine de oriente. Sencilla y efectiva que por los menos afecta el sueño la primera noche

★★★☆☆ Buena

Arrástrame al Infierno (Drag me to Hell)

Con estética a película de los ochentas y más splatter(gore) que nunca, aparece para sorpresa de todos esta película que afectará a varios cuando cierren sus ojos a la hora de dormir  ya que de seguro verán el rostro de la malvada anciana que asusta una y otra vez en pantalla. El trabajo esta a cargo de Sam Raimi, el director de "Spider Man", que tal como su superhéroe favorito se viste de uno para rescatar al cine de terror gringo que estaba sumido hace rato en una serie de remakes de exitosas cintas de antaño y por sobre todo realizando ante la escasez de ideas adaptaciones de numerosas cintas exitosas del cine oriental. El realizador vuelve a sus raíces después de pasar por las grandes superproducciones, aquí no hay superestrellas, con buenos efectos especiales que no son lo esencial y con una sencilla historia escrita junto con sus hermano donde nuevamente reestrena su mano experta en el terror con una propuesta efectiva que funciona y cumple sus propósito de hacer saltar en la butaca.  Algo tiene esta cinta porque esta construida con todos los clichés del género y una historia más que sencilla, pero su aroma a lo antiguo  e incluso casi copiando bandas sonoras de películas de los años setentas, logra dar en el blanco con la historia de una joven prominente que trabaja en una entidad financiera y como quiere ascender quiere dar una grata impresión a su jefe. Una mañana recibe la visita de una extraña anciana gitana, que le ruega que le renueve su hipoteca ya que la van a correr de su casa, la chica sigue el procedimiento y no consigue dicho préstamo antes lo cual la mujer después de suplicarle de rodillas y no ver ayuda, le lanza una maldición de aquellas que desde ese momento le comenzarán a ocurrir extrañas, apariciones terrorificas que la dejarán con mucho temor acudiendo hasta expertos en fenómenos paranormales para salvar su vida.  Raimi ya había manifestado a inicios de los ochentas su fascinación por cintas de terror con las serie "Evil Dead", conoce bien los códigos del suspensey manejo de actores como lo demostrado “Un plan sencillo” que para mi es uno de sus mejores aciertos.  Divertida, dinámica, risible por momentos y obviamente metedora de susto, debido a sus grandes golpes de efectos, donde se aúnan elementos visuales y sonoros, son prueba de la originalidad de este director donde en el actual escenario cuesta cada vez más asustar pero Sam no perdió el ritmo a pesar de su periplo con los grandes estudios en la última década.  

La película comienza con el logotipo universal utilizado en la década del ochenta, cuando el director se inició en el género de terror con las dos primeras películas de Evil Dead, como queriendo decir siempre estuve allí y de paso un homenaje a todos quienes se esforzaron con mucha creatividad en asustar y entretener sin efectos digitales.

publicado por David Lizana el 7 septiembre, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.