Aunque las buenas ideas se han congelado, la diversión sigue estando presente.

★★★☆☆ Buena

Ice Age 3: El origen de los dinosaurios

Utilizando la nueva tecnología 3D como excusa, los personajes de la edad de hielo vuelven a la gran pantalla por tercera vez, solo que ahora son más mayores y aburridos. Ice Age demostró su originalidad y valía en la primera entrega, en la segunda se deshinchó el cuento y, en esta tercera, se convierte en un digno entretenimiento familiar, aunque eso no le resta que sea la peor de la trilogía.

Manny y Ellie –los mamuts– esperan el nacimiento de su primer hijo; mientras tanto, Sid, el perezoso, encontrará unos huevos de dinosaurio que le obligarán a realizar el papel de madre soltera y su amigo feroz; Diego dientes de sable, sufre la típica crisis de los cuarenta, cree que debe dejar a la pintoresca manada y buscar una aventura en solitario. La "madre" Sid, junto con sus extrañas crías desaparecerán de la faz de la Tierra y serán sus amigos los que inicien la búsqueda de su amigo tontorrón. En el camino, se adentrarán en un misterioso mundo subterráneo, aquí los guionistas han decidido mezclar la edad de hielo con la época de los dinosaurios, animales que viven en un caluroso hábitat dentro de una enorme burbuja de hielo; las ideas comienzan a escasear.

A pesar de algunos puntos de humor, está claro que el trío protagonista está más que quemado, la historia empieza a decaer hasta que aparece un nuevo y acertado personaje, se trata de Buck, una comadreja tuerta que se dedica a cazar dinosaurios. Esta comadreja chalada otorgará los mejores momentos de la película, su aparición desengrasará la historia dando lugar a otra película diferente, la diversión hace acto de presencia. De todos los personajes que empezaron su andadura en el 2002, el único que mantiene la forma es el pequeño Scrat y su inseparable bellota. La pequeña ardilla se topará con un amor diferente que el profesado a la bellota, su escurridiza historia interesa y nos hace recordar que hay aspectos de Ice Age que sí mejoran con el tiempo. Scrat, con su carisma y su vida llena de altibajos ha conseguido pasar de ser un secundario de lujo a uno de los personajes esenciales de Ice Age, me gustaría verle como protagonista absoluto de un cortometraje, tampoco hay que abusar.

Creo que ya se le ha sacado todo el marfil posible a la edad de hielo, esta trilogía cierra la historia de unos personajes que nos han entretenido –algunas veces más que otras– con sus aventuras. En esta última entrega encontramos la peor trama de todas pero que aún con esas y debido a las nuevas incorporaciones nos ofrecerá una historia divertida con un final de comer perdices, perfecta para pasar una paradisíaca tarde de familia.
Lo mejor: Scrat.
Lo peor: Es la peor de las tres.
publicado por Miguel de Diego el 3 septiembre, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.