Lo que parece en principio una comedia liviana donde se involucra a un revoltoso perro labrador gira hacia los desafios y sueños que las parejas deben sobrellevar para lograr sus objetivos.

★★★☆☆ Buena

El prejuicio inicial al ver esta cinta originado por sus trailer el cual queda en nada  bien entrada la cinta que usa el perro como testigo o catalizador para la consolidación y crecimiento de una familia promedio que debe lidiar con la consecución de éxitos y fracasos que forman parte cualquier clan. John (Owen Wilson)y Jenny (Jennifer Aniston)están recién casados y viven en su nueva casa en Florida, como no están aún preparados para los hijos deciden adquirir a un perro labrador que esta en liquidación lo que se constituye sobre todo para  John un ensayo para la paternidad. El can resulta demasiado revoltosos comiéndose todo a sus paso no brindando seguridad para llevarlo sin correa. Todo en un inicio gira en torno a él. Equilibrar los desafíos familiares y laborarles aparecen el primer desafío en el horizonte de esta pareja. John  escribe una columna en el diario local en primera persona que es seguida por miles de personas motivada por Marley, en ella explica lo complicado de salir adelante en una sociedad del consumo donde la familia tiene un rol fundamental en un tono irónico y audaz en el cual muchos se sienten reflejadas. Es así como se van mudando de un estado a otro con el fin de conseguir sus sueños enfrentándose a los desafíos que supone el matrimonio, sus nuevas carreras profesionales y la llegada de los hijos.   La cinta autobiográfica esta basada en el libro de John Grogan “Marley & Me” que trata temas universales del matrimonio y la familia que trajo la atención de millones de lectores que lo elevaron hasta los primeros puestos. En ella se cuenta mucho mas que la historia del perro Marley , que debe su nombre al famoso Bob Marley con el cual su dueño lo bautiza. Dirige David Frankel, director de la popular comedia “El Diablo Viste de Prada” y aparte de los como nunca correctos de Wilson y Aniston, que se suma la participación de Alan Arkin.  Hay una frase que cierra la cinta y que seguramente es la más inspiradora “Los perros son maravillosos porque no piensan en el futuro o en el pasado; sólo conocen la alegría de vivir el presente. Y los humanos, desgraciadamente, a menudo lo olvidan”. Ese es el cierre perfecto para una cinta que pretende al igual que su libro hacer reflexionar acerca de lo cotidiano y de lo que realmente importa en la vida.  
publicado por David Lizana el 29 junio, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.