Un desabrido cóctel de Telequinesis, Clarividencia y Telepatía es la que presenta esta cinta que solo se quedo en promesa.

★★☆☆☆ Mediocre

Hay filmes que tienen todo para hacer un buen trabajo; atractivo reparto, buenos efectos y banda sonora, pero en la conjunción recursos algo falla. La carencia de espíritu y conexión con el respetable en un concepto que no puede estar ausente para realizadores. Esta cinta se queda en solo un buen intento, teniendo todo a la mano y mira de reojo a X Men y Jumper como referentes de cine de acción fantástico. La trama esta inspirada en los experimentos  realizados por los nazis  que trataron de crear un ejército de guerreros psíquicos. Poco después, los soviéticos y los americanos también siguieron en la misma senda con sus investigaciones secretas, como los conocidos experimentos de control mental  que son precisamente la base para mover la trama de "Push” donde un joven y una adolescente,  con dones extraordinarios, se enfrentan a una agencia clandestina en una batalla que únicamente podrán ganar si son capaces de cambiar el futuro.  Sus habilidades van desde mover objetos con sus mentes, ver el futuro pero nunca son suficientes ante rivales tan peligrosos que les darán cacería por albergar a una paciente cero de su nuevo experimento que se ha dado a la fuga.Rodada en la cosmopolita Hong Kong, que otorga el grado necesario de misticismo, el film tiene un reparto de jóvenes actores como Chris Evans, Dakota Fanning y Camilla Belle que no son suficiente gancho comercial para entusiasmar a un público que por estos días se ve invadido por los estrenos veraniegos en EE.UU mencionando Star Trek, Tranformers, Terminador, entre otras. Compite en desventaja ante tan grandes cintas con grandes presupuestos y experimentados técnico. No entusiasma mucho su propuesta, cuesta apegarse a ella debido a su ritmo cansino, enredos y forzadas coincidencias que tiene su guión que no ofrece espesor drámatico que le otorgue una mayor credibilidad. La banda sonora que incluye a grupos de vanguardia sin duda componen un punto atractivo otorgando a veces la sensación de estar en presencia de un buen videoclip con buenas secuencias y lindos actores. Entretenimiento muy infantil con un desabrido cóctel de superpoderes. Dirige Paul Mcguigan que tuvo a su cargo la recomendable “Caso Slevin”. Si  hay algo que agradecerle a esta cintas es que no esta recargada de efectos especiales dando prioridad a los movimientos técnicos de cámara y desenvolvimiento de personajes en pantalla.  
publicado por David Lizana el 24 junio, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.