La nueva historia de Pixar esta centrada en un entrañable y malhumorado abuelo que recien enviudo. Cuenta con un gran arranque donde las imágenes cobran mucho realce predominando el lenguaje no verbal que recuerda cintas de Chaplin.

★★★☆☆ Buena

Up

Pixar siempre entrega algo más que entretención dotando  sus realizaciones con algunos mensajes como el cuidado con los juguetes en Toy Story, el respeto por la ecología en Wall-e y en Ratatoiulle el placer de la comida que son claros ejemplos. Ahora el mensaje es claro y contundente dando una mirada hacia la tercera edad  donde de seguro los chicos encontrarán ciertos paralelismos con sus mismos abuelos siendo una  más que loable iniciativa.  “La vida es lo que te ocurre mientras estas planeando otras cosas” esta frase bien podría retratar al anciano Carl que en sus secuencias iniciales se muestra como era cuando niño  gozando de las aventuras, es ahí cuando conoce a Ellie quién sería su compañera y esposa. Ya en la adultez donde se va a vivir con su amada esposa tienen muchos planes de viajar a Sud América pero por imprevistos nuca pudieron. Más tarde lo deja por una enfermedad. Viudo y sin haber cumplido nunca sus aspiraciones de viajar y ante la inminente compra de su propiedad que frena el progreso, Carl decide que es el momento de emprender la aventura antes que sea tarde y cumplir con lo que se había pospuesto innumerables ocasiones con su mujer.  Como hay mucho de fantasía, lo hace en su misma casa, lugar donde alberga sus más bellos recuerdos de pareja y lo hace propulsado por miles de globos con helio que lo elevan hacia la aventura que nunca tuvo. Un pequeño niño explorador queda en su pórtico y lo acompañará en sus aventuras empujándolo a que desarrolle sus potencialidades como padre y abuelo que nunca tuvo.   El montaje inicial que trascurre varias décadas de la vida de Carl es lo mejor logrado de la cinta lo cual se diluye un poco al final con una aventura ya vista pero con personajes clásicos de estas realizaciones como un perro parlante muy simpático y una graciosa y colorida ave. La humanidad con el cual están representados los personajes principales hacen olvidar por momentos que se trata de una cinta animada debido a la profundidad del relato y por sobre todo por el desarrollo de acciones con mucha comunicación no verbal como un homenaje a muchas películas mudas que rememoran a las de Chaplin. La soledad, la tolerancia y el respeto por la ancianidad son temas que los realizadores dejan intencionalmente dando  vueltas con su realización que nuevamente de codea dentro de las destacadas del rubro debido a guiones concebidos para agradar a una platea en forma transversal junto con una pericia técnica que asombra cada vez. Si el entrañable abuelo tiene una cara de actor conocido es porque sus realizadores basaron sus facciones en actores de antaño como Spencer Tracy y Walter Matthau. Como último dato los creadores incluso se fijaron en detalles como contar en pantalla con 20.622 globos que aparecen en la casa para despegar. Dirige Pete Doctor que es creador de la historia de Wall-e y director de Monster Inc.   
publicado por David Lizana el 12 junio, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.