Estamos hablando de la hermana tonta de la gran peli de Haggis (Crash)

★★☆☆☆ Mediocre

O da la casualidad de que llevo viendo varias películas de historias cruzadas o que el cine serio de ahora se basa en esa estructura para parecerse a Crash o a otras pelis de Robert Altman.

Por que si hablamos de esta Crossing Over, estamos hablando de la hermana tonta de la gran peli de Haggis. Ambientada en la inmigración e integración en USA y de los prejuicios y dramas variopintos que sufren varios personajes por poder vivir en la tierra prometida.

No habría ningún problema en retratar cómo se marginan algunas etnias en USA o cómo se trabaja en los departamentos de inmigración de los Estados Unidos. El caso es que lo hacen desde un maniqueísmo tan aburrido como innecesario e insultante. Todos los personajes que están o consiguen quedarse en USA usan tretas o son personajes antipáticos. Los que malparados siempre son los extranjeros y los derechos inalienables que se reflejan en la Constitución americana.

Esta película critica la relación de USA con el mundo. El personaje de la niña iraní, irakí o de donde sea, es el altavoz del director. Es un pastelito para dejar en evidencia el trato de las autoridades americanas hacia esta gente y para retratar una supuesta intolerancia e ignorancia de gran parte de los americanos.

Harrison Ford, estandarte de esta película, intenta hacer un papel de persona humilde, equivocada para el trabajo que tiene. Es un hombre con corazón, pero se dedica a hacer redadas en talleres ilegales de inmigrantes sin papeles y que devuelven a su país. Pero también se involucra con gente que le da pena, lo cual le lleva a muchos dilemas.

Una subtrama de asesinato, costumbres internacionales en suelo norteamericano y demás chorradas sin importancia dejan en evidencia que a este director le encantó Crash.

Lo mejor: El reparto
Lo peor: El tono del guión
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 1 junio, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.