De niños introspectivos que se abren al otro…

★★★☆☆ Buena

…y se convierten en pequeños guías por lugares poco frecuentados por nosotros. Por ello nos gusta esta propuesta atípica que no viene a ser maná cinematográfico, como muchos apuntan, pero sí que merece ser tenida en cuenta. El escalofrío hace mella en nuestro cuerpo y no sabemos si es por frío o terror: ¿una de vampiros conservando la esencia de Bergman? No desvelaremos nada de su argumento para que el espectador entre vírgen en un terreno que estamos muy poco acostumbrados a pisar.

Ya los primeros planos avanzan que estamos ante un plato diferente, cocinado desde la distancia nórdica. Un clima gélido, con apenas aire que moleste, envuelve a nuestro amigo Oskar en su día a día, ese que la noche domina e invita en un país meridional a refugiarse en casa. En este caso, y ajeno al mundo exterior y a climas más beligerantes, nuestro pequeño aventurero emocional y su nueva amiga Eli se convierten en el enganche con un mundo distante, a priori, pero no tan desconocido: este cuento sobre seres marginales se nos asemeja al de la cerillera, es decir, nos lo imaginamos, sí, pero a mucha distancia.

Para disfrutar de esta mescolanza de géneros lo mejor es libarse de ciertas ataduras formales que nos llevan a pensar en esquemas concretos: una suerte de crónica vampírica moderna, un relato de iniciación, una crónica de perrerías cometidas por chulitos… Todo eso y mucho más es esta realista a veces, confusa siempre, joyita del nuevo cine sueco.

publicado por Daniel Galindo el 18 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.