Creíble y emocionante historia de amistad que se sabe que tiene todos los visos de historia de amor, pero que va desvelando las taras y virtudes de los dos personajes.

★★★★☆ Muy Buena

Nunca es tarde para enamorarse

Esta es una película que está destinada a no ser un taquillazo, de ahí su humilde estreno y su, seguramente, humilde presupuesto. Coger a dos grandes actores para protagonizar una preciosa historia de amor no-muy-tardío, un gran acierto que no tiene precio.

"Nunca es tarde para enamorarse" es un compendio de dos vidas tristes y solitarias, con manías y una soledad bien afianzada en ambos personajes. Ambos tienen una vida ridículamente excitante, con citas a ciegas y una boda de una hija. Ambos personajes parecen que no existen para los demás, son lobos solitarios que se han ganado a pulso, bien por miedo o bien por torpeza, alejarse o no conseguir acercarse a alguien para alguna relación algo más profunda.

Un músico de publicidad americano que va a ver la boda de su hija en Inglaterra y una británica que hace encuestas en el aeropuerto son los prototipos de personajes totalmente separados que encuentran un punto en común en su rutina.

Ni qué decir que el plato fuerte son Hoffman y Thomson (más ella que él, pero prácticamente empatados), haciendo realmente creíble y emocionante una historia de amistad que se sabe que tiene todos los visos de historia de amor, pero que va desvelando las taras y virtudes de los dos personajes.

Un paseo, no tener planes y pasar el día con otra persona, invitarla a una fiesta por que se ha convertido en alguien importante en una tierra extraña y con familiares y amigos que no le aprecian… son situaciones tan verosímiles y deliciosamente reales que hacen que haya disfrutado de esta película.

No he cosechado buenas críticas de ella, la han calificado de ñoña y rancia, sin embargo a mi me ha parecido deliciosa y con buen gusto por parte del director. Sobre todo en no caer en los diálogos tópicos ni situaciones previsibles. Ni en momentos edulcorados. Cabe destacar el elegante momento del discurso del banquete, así como el momento en el que deciden verse al día siguiente.

Una delicia y una sorpresa.

Lo mejor: El inmejorable feeling de la pareja protagonista.
Lo peor: Que pase desapercibida.
publicado por Israel 'Yojimbo' Nava el 17 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.