El lector es de esos films que te atrapan en sus redes, que te transmiten tantas sensaciones, tantos sentimientos, que te hacen reflexionar, que te hacen pensar sobre cómo somos y por qué somos así.

★★★★★ Excelente

Esta película me deja sin palabras. Realmente me ha conmovido y emocionado a partes iguales, me ha impresionado la actuación de los actores, me ha fascinado la música, el guión, la dirección. El lector es de esos films que te atrapan en sus redes, que te transmiten tantas sensaciones, tantos sentimientos, que te hacen reflexionar, que te hacen pensar sobre cómo somos y por qué somos así. ¿Por qué hacemos las cosas que hacemos? Nos da un respuesta contundente, de una lógica tan aplastante como simple, una lógica ilógica.


Michael Berg (David Kross) es un adolescente de 15 años como cualquier otro, un día durante un viaje en tranvía se siente mal y sale de éste, acabando por refugiarse de la lluvia en el portal de un edificio. Una de las inquilinas (Kate Winslet) del mismo le ayuda. Meses más tarde, una vez se ha recuperado, va a la casa de la misma para agradecérselo. Dicho reencuentro despertará en él una gran fascinación por la mujer (que le dobla la edad), haciéndole volver pocos días más tarde. A partir de ese momento se establecerá una relación entre ellos, en las que se alternarán dos pasiones tan dispares como son la literatura y el sexo. Pasado algún tiempo descubrirá que Hanna tenía un terrible secreto.

Stephen Daldry (Billy Elliot, Las horas) dirige con soltura, sensibilidad y mucho talento esta adaptación de la novela semi-autobiográfica del escritor Berhnhard Schlink, y con la que ha conseguido de nuevo el reconocimiento internacional, asimismo el papel de Hanna le ha dado a Winslet más de una alegría, las más importantes sin duda el Globo de Oro a mejor actriz secundaria y el Oscar a mejor actriz principal, premios que se merece, pues su actuación es de esas que hacen mella, y el personaje no es precisamente fácil. Winslet retrata a una mujer analfabeta, que puede llegar a ser extremadamente fría, y cuya lógica, como adelanto al principio, es aplastante, cosa que descubrimos en el juicio. Pero a pesar de todo (y por ello ha sido criticada por algunos sectores) es imposible que el espectador no empatice con su personaje. Sabemos que el mismo ha hecho cosas horribles, sí, lo descubrimos junto a Michael, pero al igual que él no podemos evitar querer que se libre de al menos de parte de su condena.

Michael Berg es interpretado por dos actores distintos, por un lado tenemos al Berg adolescente-joven que tiene el rostro de David Kross y el Michael adulto en cuya piel se pone Ralph Fiennes. Ambos realizan un trabajo excepcional, especialmente (y siempre según mi criterio) el segundo, el cual protagoniza las escenas más emotivas del film. El resto del elenco de actores y actrices me parece formidable, destacando a Bruno Ganz, que ejerce de un elocuente profesor universitario.

El lector (The Reader) es un filme que no deja indiferente, su historia es de esas que te llegan, sus personajes son ricos en matices, está plagado de buenos diálogos, de escenas de gran sensibilidad y emotividad, y el final te deja un regusto amargo. No defrauda.

Lo mejor: -Las actuaciones, destacando los protagonistas. -El guión, la dirección y la música, así como la fotografía.
Lo peor: -Pues no se me ocurre nada en estos momentos.
publicado por Raul Neovallense el 4 mayo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.