Mimi Leder dirige este film donde todo se basa en la buena química que muestran Banderas y Freeman lo que no basta para sorprender y resaltar de otras cintas del mismo género.

★★☆☆☆ Mediocre

Es muy tentador comprar un ticket para ver dos connotadas estrellas del celuloide como Antonio Banderas y Morgan Freeman por primera vez juntos. Sobre todo en un thriller que reúne temáticas como los robos y aventuras que siempre prometen. Esta detrás de las cámaras una de las mujeres más valientes de Hollywood, nos referimos a Mimi Leder. Sus trabajos siempre se caracterizan por una producción acertada que destacan por la acción y adrenalina junto a un puñado de estrellas. Ya ocurrió cuando dirigió Break Point con Keanu Reeves, El Pacificador con la dupla George Clooney y Nicole Kidman por solo nombrar algunas. Leder siempre se juega el rol de entretener con películas donde la testosterona esta al máximo. Tiene la escuela de Spielberg a la hora de partir con una secuencia de acción pero que se va quedando en la obviedad y la complacencia de solo ver estos dos tipos.La trama gira en torno a Gabriel (Antonio Banderas) es un ladrón de poca monta que no ha tenido muy buena  suerte en la vida. Todo eso cambia cuando conoce a Ripley (Morgan Freeman), un ladrón de la vieja escuela y sabio que le escoge como compañero para su próximo gran golpe: el robo de unos valiosísimos huevos Fabergé. Ripley necesita dar este golpe para saldar supuestamente sus deudas con un poderoso capo de la mafia rusa. Es ahí donde la preparación y el robo mismo ocupa gran parte del metraje sumado a ello la tórrida relación que sostiene con la hija de un ruso protagonizada por Radha Michell. De a poco con un halo de desconfianza irán descubriendo que es verdad y que es mentira. Completan el elenco el neoyorquino Robert Forster como el policía que esta obsesionados con atrapar Ripley por años. Se suman el croata Rade Serbedzija y el rumano Marcel Iures. Hay que reconocer que los lugares escogidos para rodar son notables como lo fue Bulgaria y algunas de las escenas en Nueva York. Si este film es o no un clon de otros del mismo género basta verla y compararla con películas como “La trampa” interpretados por Sean Connery y Catherine Zeta-Jones o  “Cuenta Final” con el gran De Niro y Norton. En común The Code tiene con estas el detonante, el reclutamiento, la ejecución del robo, la traición  y obviamente el desenlace donde nada resulta como estaba planeado. Entretenida película que se centra en la buena química que existe entre dos protagonistas  y algunas vueltas de tuerca del guión pero no sorprende como se espera. 
publicado por David Lizana el 27 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.