La narración repite los pasos de otros ejemplos de la serie b independiente, el artista que decide enfrentarse a lo prohibido dentro de la ambición en un principio por su profesión, después quedando atrapado por la obsesión.

★★★★☆ Muy Buena

El vagon de la muerte

El director de Versus o Azumi debuta en el cine americano con la adaptación de un relato corto del escritor y director Clive Barker autor de Hellraiser uno de los grandes clásicos del terror moderno. Contando en el reparto con el malcarado Vinnie Jones descubierto en Snath enfrentado a uno de los protagonistas de la serie Alias Bradley Cooper.

La narración repite los pasos de otros ejemplos de la serie b independiente, el artista que decide enfrentarse a lo prohibido dentro de la ambición en un principio por su profesión, después quedando atrapado por la obsesión. La curiosidad, el querer descubrirlo por si mismo, el morbo. Todos ellos sentimientos que lo catapultan al infierno que irremediablemente le llevará a enfrentarse con el Psico-Killer, sin quedar claro ya en la parte final quien de los dos es realmente peor.

No es fácil sacar adelante un texto corto en un largo, sin embargo el asiático acierta en todo momento al simplemente meter ciertos rasgos del trabajo de Barker sin por ello renunciar a su estilo de impacto visual y adrenalítico demostrado en sus títulos orientales. Lo mejor de este filme no es el guión que conjuga las aspiraciones artísticas con el Slasher desarrollado bajo tierra. Algo parecido a Creep al dibujar el peligro oculto ya sea en estaciones de metro o en el propio vehículo de trasporte.

Precisamente entre los pasajeros se encuentran los incautos victimas de Vinnie Jones, uno de esos actores que no les hace falta mascara para resultar amenazador. Prácticamente sin mover un musculo de la cara es convincente en cada una de sus aterradoras apariciones. En ellas lo mejor de la cinta, unas muertes realmente escalofriantes, donde el gore se muestra excelente en unos efectos especiales y de maquillaje extraordinarios, todas las escenas se encuentran rodadas excelentemente.

La banda sonora y fotografía son igualmente notables, siendo un producto de alto envoltorio técnico. Convincente con mejor trabajo de interpretación en Bradley Cooper que transmite con suficiencia su cambio de hombre normal hasta el enfrentamiento con un asesino comportándose de la misma forma demente. Todo ello pasa sin ninguna explicación, un tipo no para de matar, descuartizar sin obtener ningún tipo de respuesta, en esos momentos al verdadero degustador del género le importa poco. Está viendo un producto con mala leche que va al grano lleno de escenas verdaderamente impactantes, sin embargo la explicación viene en su ultimo tercio, eso es lo peor sin duda sobraba o al menos no convence en ningún momento arrebatándole esa apuesta por el divertimento hemoglobico intentando insertar una historia paralela que intente justificar lo visto hasta el momento. Ni lo justifica ni te lo crees. De todas formas un filme recomendable que desgraciadamente se le niega el estreno en salas siendo el DVD la principal forma de disfrutarlo.
Lo mejor: Bradley Cooper, todos sus efectos técnicos.
Lo peor: Un guión que tropieza en la parte final.
publicado por Andrés Pons el 20 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.