Una historia nada fácil es la que presenta el inglés Michael Winterbottom acerca de un padre que debe lidiar con el crecimiento de sus dos hijas ante la repentina muerte de su madre. Un film intimista y complejo.

★★★☆☆ Buena

Genova

Un padre cuidando de sus dos hijas es todo un desafío, más cuando la muerte de la progenitora resultó de un accidente de tránsito provocado por cierta forma por sus propias hijas. Bajo este panorama Joe (Colin Firth) decide cambiar de aire e ir a enseñar ingles a Génova, Italia con el objeto de que en este nuevo ambiente puedan salir adelante como familia. 

Joe lleva a sus hijas a lecciones de piano mientras el hace clases en el verano pero Kelly la mayor de las hijas aprovecha esa hora para conocer a mas de algún chico y tener relaciones amorosas. En cambio la pequeña Mary cumple al pie de la letra con lo encomendado por su padre y a veces de bebe recorrer sola una ciudad llena de contrastes que ofrece un panorama peligroso para una pequeña  que además sufre de alucinaciones con su desaparecida madre. Esa incertidumbre hace que el film tenga momentos de tensión pese a que también parece un documento turístico que recorre diferentes lugares que ofrece esa ciudad a los visitantes. Dirige el film el ingles Michael Winterbottom que estuvo cargo anteriormente de la laureada “Road to  Guantánamo” con una sapiencia del experto para manejar a un destacado elenco donde hay dos gratas sorpresas que provienen de la de la actriz Willa Holland que interpreta a Nelly la hija adolescente que cautiva con su naturalidad y belleza. Ella recuerda a   Emmanuelle Beart en su juventud.

También esta la pequeña Perla Haney-Jardine Mary que encarna a Mary. Esta novel actriz anteriormente hizo el rol de la  hija de Umma Thurman en Kill Bill vol 2. Ellas aportan el grado de vulnerabilidad necesario en un mundo desconocido, como si no hubiese sido mucho el castigo de perder su madre,  también comienzan a vivir otra vida en una cuidad ajena recorriendo permanentemente sus estrechas calles que son  verdaderos laberintos que se asemejan con las pruebas de vida de las niñas que están encerradas en sus recuerdos y de los cuales quieren salir para sanar.   Un intimista film que entrega una acertada interpretación de Colin Firth y Catherine Keener, sus dos protagonistas que junto al resto del jóven elenco brindan naturalidad en una obra que posee mucha sensibilidad.

publicado por David Lizana el 20 abril, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.