Nada, excepto las espectaculares muertes, queda ya de aquella buena película realizada por James Wan.

★★☆☆☆ Mediocre

Hoffman (Costas Mandylor) es la última persona viva para heredar el legado de Jigsaw (Tobin Bell). Pero cuando su secreto se ve amenazado, Hoffman debe iniciar la caza para eliminar todos los cabos sueltos.

Con esta sinopsis en bucle sin fin, David Hackl, el diseñador de producción de las tres anteriores entregas, retoma el hilo de la saga abandonada por Darren Lynn Bousmann, y es que la verdad la cuarta entrega ya no había por donde cogerla, las incoherencias e inconexiones estaban latentes en todo la cinta y en esta entrega no van a ser menos.

Nada, excepto las espectaculares muertes, queda ya de aquella buena película realizada por James Wan, en la que ya se podía entrever que algún otro director cogería el relevo para una taquillera segunda entrega, aunque nunca llegue a sospechar que se convertiría en la saga rival de Pesadilla En Elm Street o Viernes 13, en cuanto a numero de entregas se refiere.
Y es que cuando la productora vio la gallina de huevos de oro la exprimió hasta tal punto que no ha dejado ni gota.

La saga ha ido perdiendo fuelle con cada entrega pero en esta quinta parte todo esta tan forzado de tal manera que las incoherencias e inconexiones de las otras entregas son totalmente perdonables.
Los guionistas deberían irse a un balneario, relajarse y aclarar las ideas pues ni ellos mismos saben de donde vienen, ni adonde van. Con lo que ya te puedes imaginar mi cara al visionar tales incoherencias y situaciones forzadas con tal de intentar atar todos los cabos sueltos y al mismo tiempo sorprender con un giro final, que por cierto es el peor de toda la saga.

Tobin Bell sigue pululando a modo de flashbacks metidos con calzador en la que ya ni pincha ni corta, el resto de actores pasan sin pena ni gloria, quedando Bell como el pilar de la cinta y eso que en realidad no forma parte de la historia, situaciones que ya podrian haber estado en la tercera entrega.

La iluminación de esta entrega esta por debajo de las anteriores, dándole una estética mas sucia y mas horror porn, pero no deja apreciar tantos detalles en las muertes que como ya he dicho es lo único interesante de esta entrega.
En definitiva me parece una cinta dedicada para los palomiteros de nueva generación, a los de mi quinta que nos dejen tranquilos con nuestros clásicos de ayer de hoy y de siempre.

La Frase: Joder!, ese hombre era gilipollas, pero muy listo.
La Escena: La recolecta de sangre en la probeta.

Lo mejor: Las muertes.
Lo peor: Que ya planean una sexta entrega.
publicado por Victor Serrano AKA Machete el 13 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.