Cuarta adaptación de la novela de Jack Finney que, a pesar de su reparto, no convence

★★☆☆☆ Mediocre

Quién iba a decirle a Jack Finney que su entretenida novela sobre invasores alienígenas iba a ver nada menos que cuatro adaptaciones cinematográficas. La última de ellas, titulada con toda simpleza "Invasión", se ha estrenado recientemente en los cines españoles con el reclamo adicional de contar entre sus protagonistas con Nicole Kidman y Daniel Craig.
Sin embargo, y apesar del relumbrón de dichas estrellas, después de haberla visto puedo afirmar sin lugar a dudas que se trata de la peor de todas las películas basadas en el libro de Finney que se han hecho.
Pero seamos justos. Lo cierto es que, basadas en la novela lo que se dice basadas, ninguna lo está del todo. Digamos que siempre se ha tratado de adaptaciones muy libres donde solo Don Siegel , autor de la primera versión, mantuvo el escenario original (un pueblo rural del interior estadounidense). En principio el lugar idóneo para que florezca una invasión alienígena de naturaleza vegetal.
Después llegaría Kaufman en la que, en mi opinión, es la mejor versión de todas. Y dejo ya de hablar de adaptación para utilizar el término más idóneo, versión. Los mismos extraterrestres, las mismas vainas y las mismas intenciones, pero con unas dosis de paranoia, suspense y terror que ya les gustaría a muchos de los directores que se tienen por maestros del género. Trasladando, además, la acción a la ciudad y por lo tanto acrecentando aun más la sensación de anomia, de anonimato y de alienación. Y además con un final impagable.
El tercer director en versionar la historia, que en España ni siquiera alcanzó las salas y fue directamente al mercado del video, fue Ferrara. El singular director de origen italiano demostró que no era buena idea sacarle de su infierno personal de drogas, violencia y crimen. Su aproximación a la obra de Finney, no obstante, merece al menos un visionado, aunque sea tan solo por haber trasladado la acción a un campo militar. ¿Qué escenario hay más alienante y despersonalizador para una invasión alienígena basada en la suplantación de personalidades?
Y así es como llegamos hasta Invasión, dirigida por Oliver Hirschbiegel al menos en parte (hasta que los productores decidieron sustituirle). Quizá por eso, cuando se ve esta película, se tiene la sensación de que funciona (mal)a dos ritmos. Por un lado parece haber una intención similar a la de Kaufman, centrarse en el suspense y por otro la de hacer una película de acción, con persecuciones, peleas y demás parafernalia más propia de Joel Silver o de los Wackowski (que al parecer tuvieron mucho que ver en el guión y probablemente en la inclusión de esas secuencias adrenalínicas).
Su única aportación novedosa es la de haber eliminado por completo las famosas vainas (detalle fundamental en la obra de Finney y en todas las versiones anteriores) ¡¡¡y sustituirlo por un virus!!! Como si no estuviéramos ya hasta el gorro de ver a gente contagiándose de todo tipo de bacterias y convirtiéndose en mala gente, cuando no en zombies directamente.
Sea como fuere, el resultado es el de una película que en absoluto sorprende a quien conoce la historia original, que no le sorprenderá con ningún giro y que no aprovecha un legado tan interesante como el de la obra de Finney, connotaciones políticas aparte, pues no olvidemos que para un amplio sector crítico es éste aspecto el que ha hecho grande la historia de Finney (a pesar de que él mismo negara intención política alguna en su relato, pero eso que importa ¿verdad?).
Invasión, sirve además para que Kidman encadene una nueva película más en lo que parece una racha demasiado larga de equívocos(es como si su compatriota Naomi Watts, le robara los papeles).

Concluyendo, para quienes tengan en ésta su primera aproximación a la historia de los ladrones de cuerpos, solo puedo compadecerlos (les han arruinado la función, pues ya saben demasiado como para disfrutar plenamente de las anteriores versiones) e invitarles de todas formas, a que vean alguna de las anteriores. Aunque sea para comparar y maldecir.
Lo mejor: Sus actores
Lo peor: Que el director tuviera las manos demasiado atadas
publicado por Javier Paez el 7 abril, 2009

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.