Sorprende que en el cine español aún se hagan películas diferentes y arriesgadas. Nacho Vigalondo lo hizo.

★★★★☆ Muy Buena

¿Cómo realizar una buena película con cuatro actores y un ajustado presupuesto? Nacho Vigalondo sin duda ha dado con la respuesta.

Nada extraño parece presagiar al comienzo del día. Héctor viene de realizar una compra, mientras su mujer riega las plantas. Se acaban de mudar a una (gran) casa de campo donde suponemos buscan un poco de tranquilidad. Héctor es un fisgón, le gusta coger sus prismáticos y otear el monte. Algo llama su atención, al principio observa apenas una figura tras los matorrales, pero no tarda en ver a una joven que se quita la camisa, quedándose de este modo semidesnuda. Como le pica la curiosidad, Héctor se dirige, prismático en mano, hacia donde cree puede estar la joven. A partir de ese momento se verá envuelto en una serie de acontecimientos en los que él será la pieza clave.

Tras una dilatada espera el largometraje debut del famoso cortometrajista (no confiaba ninguna distribuidora en él) se estrenó en las pantallas españolas el pasado año, y aunque por desgracia no tuvo una gran distribución ni fue un gran éxito sin duda para mí era el filme español más esperado de la temporada pasada. Una película pequeña, pero de grandes ideas.

Y es que mantenerte pegado a la butaca durante la hora y media que dura la película no es algo que esté en manos de todos los directores, Nacho Vigalondo lo ha conseguido sin ofrecernos para ello fuegos de artificio, ni movimientos de cámara imposibles. Simplemente con una buena historia y cuatro actores.

El protagonista absoluto es Héctor, interpretado excelentemente por Karra Elejalde, actor conocido principalmente por comedias como Airbag o Año Mariano (en la que realizó la labor de codirector). Lo acompañan Bárbara Goenaga, joven actriz que comienza a despuntar con filmes como Oviedo Express ó 3:19; Candela Fernández, hace de Clara, la mujer de Héctor; así como el propio Nacho Vigalondo que tiene el papel de científico.

Los Cronocrímenes es una película que destaca entre los estrenos españoles de 2008. Sobresale porque es argumentalmente arriesgada, porque es algo que no estamos acostumbrados a ver en el cine nacional y porque a pesar de que los medios son evidentemente escasos logra que te metas en la historia. Si queremos fomentar este tipo de cine hay que verla (y no por streaming), ¡así que ya sabéis!
Lo mejor: -La historia, el sentido del humor, la dirección...
Lo peor: -Por poner algo, Nacho Vigalondo en su faceta como actor. -Da miedito pensar en el remake hollywoodiense
publicado por Raul Neovallense el 4 abril, 2009

Enviar comentario

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.