Suecia no solo nos importa bellas mujeres, también bello cine, por cierto, según comentaban al final de la película en la platea, ya se habla de un remake americano que no sé yo como podría salir…

★★★★★ Excelente

Déjame entrar

Partiendo de la base de que era uno de los platos fuertes del festival, que agoto las entradas que quedaban fuera de abono, y que era una de las cintas por las que a priori sentía más curiosidad, esta cinta de nacionalidad Sueca, es una curiosa historia de amor, entre 2 adolescentes, una tierna “Love Story” entre un humano y un vampiro (una vampiresa) y donde lo que a priori podría ser una cinta de terror, se convierte en un drama amoroso de esos en los que uno sale con los ojos llenos de lágrimas.

Y es que, todos hemos vivido aquel 1er amor adolescente, ese que a veces nos hace volver la vista atrás y que nos recuerda momentos y/o ilusiones perdidas, esos primeros besos, abrazos y descubrimiento de sentimientos que ya nunca volverán a ser igual, esa primera vez en la que importa más otra persona que el uno mismo, dejando de ser egoístas para centrarnos en el ser amado.

La película parece realizada con muy poco presupuesto, ya que apenas hay efectos especiales (alguno que otro si, pero muy pocos) y la historia se basa en narrar la vida de los 2 protagonistas, el pequeño Oskar, maltratado en el colegio, de padres separados que hace lo que puede buscando la venganza de sus maltratadotes, sufriendo el maltrato (o eso que ahora llaman Bulling) y la vampiresa Eli que parece mucho más madura y teniendo las cosas más claras que su enamorado.

Suecia no solo nos importa bellas mujeres, también bello cine, por cierto, según comentaban al final de la película en la platea, ya se habla de un remake americano que no sé yo como podría salir…
publicado por Rafa Ferrer el 3 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.