Les puedo asegurar que en ocasiones prefiero que me partan las piernas.

★★☆☆☆ Mediocre

Superpoli de centro comercial

Me estoy castigando, en el pasado fui un tipo muy malo que apalizaba a ancianas y robaba dinero a sus padres. ¿Penitencia? Tragarme todos los estrenos chorras de la cartelera. Les puedo asegurar que en ocasiones prefiero que me partan las piernas. Para la ocasión Me dispuse a disfrutar ¿Es un decir? Del nuevo estreno de Steve Carr director de entre otras joyas la segunda parte de Doctor Dolittle. Producida por Adam Sadler que involucra a su amigo que conociera en os declaro marido y marido. Kevin James se convierte en una especie de Bruce Willis con sobrepeso en unos gags que producen vergüenza ajena. Que esta película haya sido durante vayas semanas la más taquillera en los USA, dice mucho, o bien de la podredumbre de los últimos estrenos o de la idiosincrasia de ese pueblo (y me temo que por ende, del resto del mundo mundial), o por la suma de las dos circunstancias, (por lo que, como estudio antropológico es toda una revelación).

Comedia con algún que otro gag, (pequeñas excepciones a la norma del tono pueril imperante durante todo su metraje), te puede llegar a hacer esbozar alguna sonrisa, más que nada por el homenaje, plagio, vuelta de tuerca, o como quieras llamarlo a “La jungla de cristal”. Crítica sobre la belleza exterior, la denigración de las personas obesas, la pedantería de quienes se creen más por ser más atractivos y ágiles desde lo físico.
Es un filme que busca resaltar la persona que hay dentro de la corteza exterior. Todo ello estaría muy bien pero enseguida cambia su discurso dentro de una acción muy mal dirigida, que echa por agua un mensaje en un principio interesante. Bien en aspectos técnicos.
Lo mejor: Su esbozo de crítica social.
Lo peor: La mayoría de Gags son altamente mediocres.
publicado por Andrés Pons el 2 abril, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.