Agentes dobles, suspenso y buenas actuaciones ofrece esta cinta que se adentra en una célula terrorista de elite que no tiene rostro.

★★★☆☆ Buena

Traidor (traitor)

El director Jeffrey Nachmanoff cuenta con un insipiente grupo de películas escritas y dirigidas donde Traidor se transforma hasta ahora en su mejor trabajo. Cuenta con un elenco experimentados encabezado por el australiano Guy Pearce “inolvidable” en el rol en “Memento” y el solvente Don Cheadle uno de los protagonistas de la cinta de Steven Soedenberg,  Traffic. Espionaje, agentes dobles, terrorismo  y fundamentalismo islámico son los tópicos en los que se mueve esta cinta que tiene algunas secuencias notables de suspenso y se da maña para estar filmada en muchos países lo que habla de una magna producción. La película se inicia hace un par de décadas en Sudan donde un pequeño pierde a su padre en un atentado de bomba en un taxi. Años más tarde ese chico convertido en hombre aparece en Yemen negociando explosivos con unos terroristas, dicho encuentro es interceptado y cae preso con los subversivos que lo acusan de traicionarlos. Pero no apsara mucho para que sean rescatados por una célula que sigue planeando diferentes ataques en accidente. Samir (Cheadle) es un experto en explosivos y es el ideal para que reclute y arme un macabro plan para acabar con la vida de muchas personas en atentados en buses en estados unidos y otros países aliados contra el terrorismo. Es ahí donde comienza un juego de inteligencia para elaborar un macabro plan que parte en Europa y será concretado con un ataque simultaneo en el país de Norteamérica. El equipo de FBI liderado por Roy Clayton(Pearce) siempre va un paso atrás tratando infructuosamente darle cacería a esta célula terrorista que no tiene rostro reconocible y que sin saberlo ya tiene reclutado a un importante número de personas comunes y corrientes dispuestas a morir por una causa. Una trama muy bien elaborada de esas que dan gusto introducirse y entregarse al resultado que casi siempre se devela en los minutos finales. Secuencias de acción y suspensos son llevadas con un equilibrio de los recursos resultando de una aceptable credibilidad. Una vez más la paranoia norteamericana de constante alarma con los ocurrido en Torres Gemelas queda patente a lo largo de todo el film. Quizás una de las mayores curiosidades de la cinta sea que uno de los creadores del guión es el histriónico y afamado comediante Steve Martin  lo mas alejado a lo que ha hecho en la gran pantalla esta vez en la creación.
publicado por David Lizana el 27 marzo, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.