Mucho tiempo llevábamos esperando que floreciera el cine del bueno.

★★★★☆ Muy Buena

Cerezos en flor

Tras exhibirse en el Festival de Berlin de 2008, pasar por la sección oficial de la Seminci de Valladolid y verse en la Semana de Cine de Mujeres en Dirección de Cuenca, por fín llega a las salas lo último de una cineasta alemana que consigue tomarle el pulso a la vida desde lo cotidiano, un cúmulo de sensaciones que fluye a lo largo de un relato idóneo para que los que se sentían algo perdidos puedan llegar a emocionarse con una película casi redonda.

Se trata de otro viaje, el último para unos personajes bien perfilados, entrañables y, sobre todo, creíbles. Un matrimonio alemán decide reencontrarse –por decirlo de alguna manera- con algunos de sus hijos: es entonces cuando estas ‘personas normales’ se dan cuenta, en concreto la mujer, de que han tenido que renunciar a muchos sueños y anhelos por vivir juntos durante tantos años.

Fábula acerca de lo poco que podemos llegar a conocer a la persona amada o esa con la que compartimos colchón. Es una propuesta más madura que otros trabajos de Dörrie, que ya nos habló con cierto humor ácido de las relaciones de pareja en Desnudos. Las notas de su banda sonora, sus delicados y estudiados planos, la potencia de un narrador invisible, nos guían en este viaje hasta el remoto Japón con parada intermedia en Berlín.

Es muy recomendable sentirse reconfortado en el cine de vez en cuando, comprobar cómo el día siempre llega: la vida se abre camino, el paisaje nos observa mientras pasamos. Por si lo habíamos olvidado Doris Dörrie nos lo recuerda por medio de esta fábula deliciosa.

Lo mejor: El viaje que propone, nada improvisado aunque un tanto desconcertante.
Lo peor: La amiga que la ha acusado de pretenciosa ;-)
publicado por Daniel Galindo el 15 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.