WATCHMEN es una adaptación que está bien escrita, pero es una historia muy poco cinética. El ritmo no es propio del cine. La historia es larga y demasiado densa para la gran pantalla. Los defectos de la película son los mejor del comic. Porque en un

★★☆☆☆ Mediocre

Watchmen

Siempre he considerado WATCHMEN una historia inadaptable a nivel cinematográfico. No por su carácter oscuro o de culto. O porque pudiesen cargársela a estilo Hollywood. Nada de eso. Para mi ese no era el problema.

WATCHMEN es una historia muy densa y con varias tramas. Y la importancia y peso de cada una de ellas va cambiando según el momento. Al ser un tebeo (sí, en éste país se llaman tebeos), el ritmo lo marca el lector de algún modo. Según la densidad del momento, la carga de información que tenga cada capítulo o la dificultad para entender según que instante, el lector puede leer o releer algo. Puede ir más despacio o más rápido. Y la historia que se cuenta está escrita así porque pertenece al lenguaje del comic, que es muy distinto al del cine. Es una historia que pertenece a ese mundo, y funciona a la perfección en él.

El cine es algo completamente diferente. Y cuando leí WATCHMEN pensé que no era una historia muy cinética. Que si se hacía una peli iba a ser larga y forzada. Que si querían mantener el tono y la trama y que todo se entendiese, les iba a salir algo un poco coñazo.

Y creo que es lo que ha ocurrido. 

La adaptación es casi perfecta. Es decir. No creo que se pudiese escribir una adaptación mejor a nivel de guión. Es la mejor versión imaginable a nivel de escritura cinematográfica. Pero la Historia no es cinematográfica. El ritmo no lo es. La trama salta continuamente y no se sabe de que va la película exactamente.

Lo que mueve la historia de WATCHMEN, nivel de historia, lo que dispara la trama, es algo muy sencillo. Es una investigación. Hay un asesinato de alguien, y otro alguien quiere averiguar quien lo ha hecho y porqué. Es un "who done it?" a muchos niveles. Pero de eso no va la historia. La historia va de los personajes de los que se habla. Cada uno de ellos magníficamente escritos. Maravillosos y riquísimos. Y sus conflictos y pensamientos con respecto a ellos y a lo que ocurre. En realidad la trama podría haber sido otra, el contexto, porque la carga de la historia está en los personajes. La trama de WATCHMEN es una excusa para hablar de ciertas cosas, de ciertas posibilidades históricas, de filosofía, de violencia, de sexo,… de gente muy real, contada a través de superhéroes. Y es genial. El comic consigue algo que es difícil de imaginar. 

A nivel de cine, eso es algo muy estático. Hay exceso de diálogos. En ocasiones, al escuchar de boca de un actor, lo que en realidad está escrito para leerse en la mente de un lector, las frases suenan ridículas o, a veces, algo infantiles. Y eso no ocurre nunca en el comic de Alna Moore (un personaje genial, que invito a ver en YouTube, y que reniega de cualquier adaptación que se hace de sus (magníficas) Obras)

 La estructura de la peli es muy fiel al comic. Quizás excesivamente, y por eso no funciona. No se le puede criticar que esté mal adaptada. Pero se le puede criticar el haberse hecho, o el haber querido mantener esa fidelidad. Porque eso ha sido elección de los cineastas. por otro lado, nadie le hubiese perdonado a Hollywood una versión muy distinta del comic. Ni siquiera yo. Por tanto, creo, que es una peli que, posiblemente, estaba condenada a hacerse de ésta manera. No voy a decir esa cursilada de que, "no debería haberse hecho". Porque éstas cosas siempre acaban haciéndose, y seguro que invita a mucha gente a leer el comic, con el que van  disfrutar mucho más.

 Los actores, que se parecen mucho a los personajes, están correctos pero no inmensos. En ningún momento. Realizan unas interpretaciones buenas y correctas, fieles a sus personajes de dibujo. Quizás el que más puede impresionar sea Jeffrey Dean Morgan en el papel de El Comediante. Papel, por otro lado, muy para lucirse.

 La peli tiene momentos muy buenos. Rorschach suelta alguna que otra gran frase, y protagoniza alguno de los mejores momentos. Cuando le quema la cara a un preso con aceite hirviendo y, luego, dice "¿no os dais cuenta que yo no estoy encerrado con vosotros? vosotros estáis encerrados conmigo" 

Visualmente muy atractiva por momentos, WATCHMEN, está dirigida para gustar a nivel estético. Cosa que no se puede criticar. Pero que en una peli de casi tres horas, resulta cargante y, en ocasiones, aburrido. 

 Para mi, lo mejor de la peli ha sido una selección musical absolutamente genial. Es mérito de los cineastas elegirlas, pero no lo buenas que son las canciones que suenan a lo largo del film. Canciones maravillosas y llenas de ritmo. Algunos de los temas más representativos de muchas generaciones.

 WATCHMEN es una adaptación que está bien escrita, pero es una historia muy poco cinética. El ritmo no es propio del cine. La historia es larga y demasiado densa para la gran pantalla. Los defectos de la película son los mejor del comic. Porque en un comic puedes hacer ciertas cosas que en el cine no. WATCHMEN demuestra que una historia perfecta en un lenguaje, puede ser fallida en otro. Incluso si esta bien hecho. Hay historias que solo pertenecen a un medio, y en ese medio son Obras Maestras. En otro medio, se convierten en simples piezas entretenidas. 

Lo mejor: Las canciones, y Rorschach quemando la cara de un tipo con aceite.
Lo peor: Que estando bien hecha, no resulte buena.
publicado por Tyler el 12 marzo, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.