Disney no se acercaba a tener entre sus manos una película decente desde los años noventa.

★★★☆☆ Buena

Bolt

Bolt es una especie de “SuperLassie”. Es el protagonista de un programa de televisión donde capitulo tras capitulo salva de los malos con sus superpoderes a su dueña, una niñita encantadora. El único problema es que ese mundo de ficción en el que vive es su realidad, no sabe que sus superpoderes no existen y es simplemente un perro normal. Pero los déspotas de la cadena sostienen que hay que hacer cambos a favor de la audiencia, por eso cuando el perrillo cree que su dueña es secuestrada por el villano Cálico se fuga del plató acabando en una caja y cruzando medio Estados unidos. Tendrá que recorrer todo el país mientras redescubre sus poderes y sus falsos principios junto con sus nuevos amigos: una gata petulante y un hámster fanático.

Disney ha tomado un nuevo ritmo en cuanto a sus producciones y Bolt ha sido el primer paso. A partir de ahora las tres dimensiones van a ser una constante y eso condiciona la forma de hacer cine y de verlo. Las películas tienen un toque de espectacularidad y acción impropio de la antigua animación y que se contempla como un soplo de aire fresco. Bolt consigue alguna escena de acción propia de una cinta de acción real y por tanto ahonda en cuestiones que habían sido desdeñadas por la animación tradicional. Ahora los personajes salen de la pantalla y no se puede desdeñar en sus tres dimensiones el darle un poco de personalidad. Bolt representa los valores más tópicos del héroe infantil, las reacciones del resto de los personajes consiguen además dar la suficiente gracia como para que una historia tan aparentemente simplona y predecible sea entretenida y divertida.

Nunca las explosiones y la acción estuvieron más justificadas. Y eso sin olvidar que es una cinta infantil, y es que después de desligarse de Pixar y como entidad independiente Disney no se acercaba a tener entre sus manos una película decente desde los años noventa.


Lo mejor: La leve crítica encubierta ala maquinaria Hollywoodiense.
Lo peor: Perder la voz de Travolta y su chulería en la versión castellana.
publicado por Ana Belén Pacheco el 22 enero, 2009

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.