Una cinta con un buen arranque pero que a partir de media cinta cae en una espiral de tópicos que se cargan todo lo conseguido hasta ese momento, si más bien reconozco que al menos me ha conseguido mantener pegado a la pantalla.

★★☆☆☆ Mediocre

Eskalofrío

Me gusta que el cine español apueste por el genero de terror y ciencia ficción que falta le hace, después de numerosas comedietas y dramones como cualquier serie de las que puedan dar por la tele, pero lo que no estoy tan de acuerdo es que lo que prometía un planteamiento original con Eskalofrio, orientado hacia el tema vampírico con dosis de terror directas a la vena, acaba siendo una burla hacia el espectador.

La historia algo fortuita y con los tópicos del género vampírico arranca contándonos la vida de Santi, un joven solitario a causa de su alergia a la luz solar se traslada con su madre a un oscuro pueblo escondido entre montañas. Una serie de extrañas muertes, de las que el es principal sospechoso, conmocionan el lugar. La única forma de demostrar su inocencia será desvelar el terrible secreto que el bosque oculta.


Como bien he dicho la cinta arranca con un planteamiento algo sobado pero original dentro del cine español, pero el problema reside al llegar a medio metraje en el que se desvela de golpe y porrazo el misterio de los asesinatos, mezclándolo con todos los clichés del cine de terror japonés como Ring o The Eye, género que ya dejo de sorprender hace largo tiempo. La cinta se va convirtiendo poco a poco en algo que no tiene nada que ver con su temática inicial, plagiando descaradamente a Blair Witch Project, en la larga y tediosa escena del bosque.
El problema es que a estas alturas todavía falta media hora de cinta para llegar al desenlace, precipitándose de esta manera en la resolución de toda la trama.
La manera en que arreglan este gran fallo es un giro tras otro a cual más absurdo, para poder así conseguir llegar a los ya clásicos 90 minutos de duración. Parece ser la duración estándar para considerar una cinta dentro de los largometrajes, cuando realmente muchas veces no haría falta exceder los 75 minutos.

Pero lo que es del Cesar al Cesar, el apartado técnico es notable respecto a los movimientos de cámara, encuadres de plano y fotografía por contra la iluminación en las escenas nocturnas es pobre y en los diálogos el audio ídem de lo mismo, pero esto es algo habitual en el cine español, con siseos en las frases y carencia de vocalización junto a un volumen algo bajo, consiguen que algunas frases no se acaben de escuchar con claridad. Sin embargo la banda sonora esta bien lograda ayudando a mantener la tensión incluso en los giros argumentales absurdos, al final de la cinta.
El aspecto sonoro también lo encuentro logrado, aunque esto no hace mas que resaltar el problema ya mencionado de los diálogos.


Las interpretaciones son correctas hasta bien media cinta, a partir de aquí adoptan un rol de comedieta española que desentonan con la estética del film y careciendo de credibilidad en las escenas de tensión, y precisamente en la segunda mitad del film es donde más de estas escenas encontramos.

En fin una cinta con un buen arranque pero que a partir de media cinta cae en una espiral de tópicos que se cargan todo lo conseguido hasta ese momento, si más bien reconozco que al menos me ha conseguido mantener pegado a la pantalla.

La Frase: ¡¡¡Ni Fabian ni hostias, ya van tres, pero ni una mas lo juro por Dios de eso encargome yo!!!
La Escena: Fabian en el colmado con la oveja muerta.

Lo mejor: El planteamiento inicial.
Lo peor: Que la cinta marcha por otros derroteros en su segunda mitad.
publicado por Victor Serrano AKA Machete el 18 enero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.