No va a pasar a la historia del cine como uno de los referentes de la guerra de Vietnam, ni siquiera junto a obras recientes como Rescate al amanecer, precisamente por sus efectismos. Pero nos encontramos ante uno de los mejores trabajos de Uwe Boll.

★★★☆☆ Buena

1968: tunnel rats

Pues bien, ya he visto la tan ansiada cinta de Uwe Boll, 1968: Tunnel Rats, y el resultado es, cuanto menos, estimable. Padre de un buen puñado de films odiados por crítica y público hasta el exceso, tales como House of the dead, Alone in the Dark, BloodRayne, Postal… el señor Boll es simplemente un tío peculiar. Y punto.

Con esta Tunnel Rats se nos narra a historia de un grupo de soldados norteamericanos, que en plena guerra de Vietnam deberán introducirse en los tuneles que empleaba el Vietcong, para así forzar combates cuerpo a cuerpo con los soldados vietnamitas. Una idea bastante potente y de resultados interesantes. A pesar de contar con los típicos defectos propios de Uwe Boll, lo que a poco a poco le va a ir dando la categoría de autor, el film no está nada mal.

Recreándose en las escenas sangrientas con el único fin de impresionar, Tunnel Rats recurre demasiado a los efectismos y goza (es un decir) de planos excesivamente largos como recurso para crear tensión. Este defecto ya lo tenía Seed, en el que Boll no tenía bastante claro el concepto de mantener el interés. No obstante, las escenas que transcurren en los túneles son bastante agustiosas, y he aquí el mayor logro de la cinta, ya que consigue momentos, no sólo tensos, sino realmente crudos y brutales.

Por supuesto, los momentos de acción se le van de las manos a Boll, como bien le suele ocurrir en la mayoría de sus trabajos. Aunque esta vez cuenta con un guión bastante elaborado que dosifica los momentos dramáticos y de acción, que además destaca por no ponerse del lado de ningún bando, sino por plantear a ambos del mismo modo, reflexionando sobre el salvajismo que tanto americanos como vietnamitas podrían llegar a mostrar. Y, de hecho, la película encierra momentos tan incómodos como logrados.

Plagada de actores prácticamente desconocidos, a excepción del fijo Michael Paré, el film cuenta con interpretaciones más que correctas y, en conjunto, está bien realizada, con los ya definitorios planos de los que es capaz nuestro director alemán, incluyendo esa nueva tendencia que muestra en sus últimas películas de rodar cámara en mano. Eso sí, aquí no hay bullet-time, cosa que se agradece. Gran admirador de Coppola, Uwe Boll ha querido imitar la obra maestra de éste, Apocalypse Now pero, evidentemente, los resultados son bastante inferiores.

No va a pasar a la historia del cine como uno de los referentes de la guerra de Vietnam, ni siquiera junto a obras recientes como Rescate al amanecer, precisamente por sus efectismos. Pero nos encontramos ante uno de los mejores trabajos de Uwe Boll.

Un 6,5.
publicado por Pablo Rodríguez el 17 enero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.