Una película extrañamente hermosa, delirante y bella a la vez, con algún momento bajo hacia la mitad pero que se compensa con momentos mágicos.

★★★★☆ Muy Buena

Soy un cyborg

En cuanto vi el cartel de esta película supe que era especial y al leer el argumento no pude esperar más tiempo para verla, temía que me decepcionara porque tenía bastantes expectativas y eso no suele jugar a favor de la película, sin embargo no me decepcionó sino todo lo contrario, he descubierto una película extrañamente hermosa, delirante y bella a la vez, con algún momento bajo hacia la mitad pero que se compensa con escenas tan mágicas como la del chico abriendo la puerta en la espalda de la protagonista o enseñándole a comer ante la atenta mirada de todos los pacientes del psiquiátrico.

A lo largo de la película vamos conociendo algunos pacientes que nos deleitan con sus locuras, Park Chan-Wook nos lleva dentro de las alucinaciones de algunos de ellos haciendo que a veces todo sea mágico y disparatado, llegando a sentir una gran empatía por los "enfermos", es la conmovedora locura de unas personas que ven el mundo de diferente manera que los demás.

La historia de amor de los protagonistas es tan lunática como ellos y tan conmovedora como inventar un megatron de arroz para que la chica a la quieres vuelva a comer y no se muera. Ver una historia de amor contada de otra manera a lo habitual siempre se agradece y desde luego esta película tiene de todo menos convencionalidad y normalidad, se sale de todos los cánones o "reglas" no escritas del cine, te hace sentir feliz y loco durante un rato rompiendo esquemas.

Lo mejor: La banda sonora, la fotografía, el amor y la magia que desprende toda la película.
Lo peor: Que tiene algún momento un poco bajo.
publicado por Patricia Pérez el 11 enero, 2009

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.