Australia es una cagada pretenciosa de dimensiones más grandes a las que pretende ser como film.

★☆☆☆☆ Pésima

Australia

Desde luego, lo pero que puede ser una película es aburrida. Y todavía peor si es aburrida y encima larga.

AUSTRALIA, por mucho que se las busques, no tiene nada bueno. Todo en ella es un soberano coñazo enorme.

Si algo debe tener en cuenta un guión, es que debe contar una historia, con su planteamiento, desarrollo y conclusión. Y darle algo de vidilla. Interés. Hacer que sea atractiva para el espectador. El espectador. Ese ente al que se debe el cine y al que debe servir como si fuese el mismísimo Dios. Pues no, AUSTRALIA cree que regala al público una gran historia de las buenas. Una épica a la antigua. Pretende y cree ser un DOCTOR ZHIVAGO, un GIGANTE,… AUSTRALIA se crea creyéndose un clásico. Muy propio de un director tan pretencioso e inútil como Baz Lurhmann. 

AUSTRALIA empieza siendo una historia que va de una tipa que llega a Australia y se propone transformar una finca en ruinas en una finca cojonuda de producción ganadera. Convertirla en lo que una vez fue. Vale. Para ello Lurhmann y sus guionistas no saben que carajo hacer, entonces se inventan que, para conseguirlo, hay que cruzar no se qué desierto con un montón de vacas. Una mierda, pero bueno, es algo. Lo que pasa es lo siguiente. Cuando cruzan todo ese desierto, llevan a las vacas a donde tenían que llevarlas, las venden, y convierten esa finca en una "maravillosa casa campestre", rodeada de felicidad y niñitos aborígenes prefabricados de IKEA. Cuando consiguen lo que se propone al principio del film, en teoría la peli debería terminar, pero no, el guión se saca de la manga otra historia. Ésta vez tiene que ver con el tipiquísimo tema de "niños aborígenes de caritas inocentes esclavizados por el diabólico hombre blanco rico". Ohhhh, que pena más grande.

De repente la historia cambia y va de otra cosa, estamos literalmente, en otra peli distinta. En otro sitio. Solo eso es una falta de respeto al espectador, que va a tener que aguantar tres putas horas memeces por el estilo. Cambios de tono absurdos, momentos inútiles. Lugares comunes cansinos. Personajes inútiles e interpretaciones que parecen paródicas.  

El chavalín que hace de aborigen, que no es aborigen porque es mestizo, para que de más pena porque así se meten más con el, es el típico actor sin experiencia post-CIUDAD DE DIOS, que solo sabe poner cara de inocente y hablar como un indio para parecer más nativo. Darle ese toque falsamente real de decir memeces sobre canciones absurdas y tonterias por el estilo. Prueba una vez más de como los inútiles de los occidentales del "mundo civilizado" vemos a ésta gente. Siempre lo hacemos ugual, sea pigmeo, africanito, del Amazonas o aborigen australiano. Siempre se usan los mismos tópicos. Tópicos irritantes por otro lado. Porque tópico también es el personaje del abuelo aborigen. Como no con nombre raro que evoca moviditas místicas.   

Hugh Jackman, cojiendo el testigo de Russell Crowe que se cansó de esperar, interpreta un papel estúpido e irritante. Tópico. Aburrido. Sin gracia. Una especie de (intento de) cruce entre Cocodrilo Dundee y baquero de Leone. Obviamente, no llega a ninguno de esos geniales personajes en ningún momento. Además, por alguna absurda razón, lleva la ropa más apretada del mundo. para marcar paquete y músculo de bareto Gay. Si este tío se supone que curra en el campo, es absurdo esa ropa tan ridículamente apretada.

Y Nicole. Bueno. Mejor no hablar. Es posible que la gente ya no sepa quien es, porque hace años que ya nadie ve las pelis que hace. Con razón, porque todas son coñazo insufrible. Pero hace tiempo, hizo alguna peli entretenida, como EL PACIFICADOR, e incluso ganó un Oscar por un (muy buen) papel en LAS HORAS.

La Kidman es una tipa tan fría y con una actitud tan de creerse estrella importante. Que enfada al personal. Posando siempre. Nada natural. Irritante en ocasiones, parece salida de una serie americana de esas tipo SIETE EN EL PARAISO. Esas series de familias americanas perfectas de barrio de casitas con cesped. En la que todos se quieren mucho "son un equipo", la madre es perfecta, el padre es perfecto. Los niños son muy buenos. El matrimonio se adora y tiene una de esas estúpidas habitaciones con una cama de matrimonio con una lamparita a cada lado. Puede que me esté yendo por las ramas. Pero es así. Un personaje muy pesado e insufrible.

AUSTRALIA es mala hasta decir basta. Tonta, aburrida, pretenciosa, lenta, imbécil, ñoña, cursi, tópica, falsa, mentirosa y tramposa. Irrespetuosa con quien va a verla.

Una mierda. 

Lo mejor: ...
Lo peor: Todo!!!! y ojalá matasen al puto niño!!!!
publicado por Tyler el 30 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.