Simon Pegg hace lo que puede, aportando su interesante forma de interpretar a un personaje mediocre pero querible.

★★☆☆☆ Mediocre

Corredor de fondo

Curiosamente, el actor David Schwimmer (para la mayoría, Ross de Friends) debuta como director con un film producido en el Reino Unido. La historia patética de Dennis, un hombre apenas excedido de peso y bastante inmaduro que planta a su novia embarazada en el altar, bien podría pasar por una de las tantas nuevas comedias americanas. Sin embargo, no lo es. El grotesco propio de la comedia “made in Hollywood” está reemplazado por una incorrección que navega en varias direcciones, si la mayoría de los gags tienden al mismo lugar, a mostrar la imposibilidad de Dennis de competir con Whit, el nuevo novio de la madre de su hijo, algunos dislates, como la escena de la ampolla, se ven completamente descolocados en la película. Otros marcados rasgos de esta comedia, como el estereotipo de los indios en la figura del señor Goshdashtidar (más unidimensional que el personaje de Apu en Los Simpsons), y un final con olor a drama emotivo, restan más de lo que agregan a esta comedia sencillita y un tanto simpática. Schwimmer por momentos decide arriesgarse en algunos planos, y cuenta con un brillante comediante para el papel de Dennis. Pero no lo favorece un argumento falto de ideas, y un caudal de situaciones de distinta forma y tenor, que no logran encauzar naturalmente en la historia. Y Simon Pegg hace lo que puede, aportando su interesante forma de interpretar a un personaje mediocre pero querible, aunque lejos está de las excelentes parodias británicas dirigidas por Edgar Wright, Zombies party y Arma fatal.
Lo mejor: Simon Pegg y el viraje hacia la comedia romántica.
Lo peor: Su coqueteo con el humor escatológico.
publicado por Leo A.Senderovsky el 29 diciembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.