El resultado final es una especie de farsa obvia, excesivamente hinchada en duración y realizada para un espectador muy poco exigente.El resto podrán disfrutar de una interesante comedia, supongo que me entienden…

★★☆☆☆ Mediocre

Ultimátum a la tierra

No se cansa de repetir el bueno de Keanu Reeves que “Neo está muerto y enterrado” pero este prolífico y sosainas actor debería replantearse sacar a su héroe sin expresión del armario viendo cómo se ha desarrollado su carrera fuera del universo Matrix.

Una sucesión de cintas variopintas en géneros y calidades que culminan con este Ultimátum a la tierra donde Keanu viene en nombre del universo para decirnos que si no cambiamos nuestras costumbres nos vamos a cargar el planeta, así que si es necesario él mismo destruirá la raza humana para preservar la vida.

Desconozco la calidad de la anterior versión de esta cinta apocalíptica con sus efectos visuales y su “Ironman” destructor, lo único que tengo claro es que la revisión del 2008 es una comedia en toda regla. Llena de frases que van a convertirse en mitos del americanismo mantiene el ritmo de la acción esbozando personajes que caen antipáticos, como el hijo de la sexy doctora (colocado con calzador por su padre Mr Will Smith, cumpliendo con el relevo de salvar el mundo de los alienígenas como ya hizo papi en Independence Day).

Lo realmente hilarante son las frases ideadas por los guionistas para Kathy Bates como portavoz de la paz mundial (o la de Estados Unidos, que viene a ser lo mismo) o la inconcebible aparición de John Cleese.

El resultado final es una especie de farsa obvia, excesivamente hinchada en duración y realizada para un espectador muy poco exigente.El resto podrán disfrutar de una interesante comedia, supongo que me entienden…

Lo mejor: Las grandes aclaraciones de la cinta. Los diálogos que más que ridículos acaban resultando graciosos.
Lo peor: Tomársela en serio. Le quita la gracia totalmente.
publicado por Ana Belén Pacheco el 22 diciembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.