Nada está llevado al extremo y se huye de la sensiblería y el atontamiento en los diálogos.

★★★☆☆ Buena

"Dos amigos, uno homosexual y el otro heterosexual, son buenos diseñadores de grandes monumentos o edificios.
Así, se presentan a un hombre de negocios muy influyente y rico, para redecorar un edificio emblemático de la ciudad.
Las cosas se complican tontamente, y el heterosexual es confundido por gay, lo que hace que el gran millonario le asigne la "misión" de espiar a su amante, una bella y simpática artista.
Él se enamora perdidamente de ella, pero debe hacerse pasar durante tres semanas por gay
".

 

Simpática y agradable comedia romántica, que no es que sea una maravilla, pero sí es digna y está realizada con buen gusto.
Por medio de unas simples anécdotas, pero bien llevadas por su buenos protagonistas, que se encuentran como pez en el agua en sus respectivos papeles, se sigue sin ningún problema y acaba por entretener y sacar, de vez en cuando, alguna risa y bastantes sonrisas de complicidad.
Nada está llevado al extremo y se huye de la sensiblería y el atontamiento en los diálogos.
Muy buena fotografía y sofisticación en el vestuario.

Lo mejor: Es agradable su visión.
Lo peor: No llega muy lejos.
publicado por Iñaki Bilbao el 16 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

Desde 2005 muchocine es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.