“Los sospechosos de siempre” es un thriller policial de enorme factura tanto argumental como técnica. Una cinta que se vuelve cada vez más interesante a medida que los minutos pasan, y ciertas revelaciones se suceden hasta llegar a una impecable conc

★★★★★ Excelente

Sospechosos habituales

La cinta nos relata la investigación llevada a cabo por un agente que trabaja para el servicio de aduanas de los Estados Unidos. Su misión será descubrir la verdad ocurrida en el incendio de un barco en el puerto de San Pedro de Los Angeles, en donde ha ocurrido una gran matanza. Pero todo comenzará seis semanas antes en Nueva York cuando cinco delincuentes, cinco “sospechosos habituales” fueran detenidos para una rueda de reconocimiento referente al robo de un camión de armas.

Uno de los máximos responsables de esta joyita del cine, sin lugar a dudas fue su guionista Christopher McQuarrie, quien nos ha brindado un excelente libreto de suspenso policial con todos los condimentos posibles e impecablemente armado y estructurado. Aquí no estamos en presencia de un guión que arranque con todo y luego se quede en su ritmo o viceversa. Aquí tenemos un guión que minuto a minuto va tornándose cada vez más interesante, al brindar información continua al espectador, giros argumentales, y múltiples factores sorpresa, que hacen que el filme vaya ganando intensidad a medida que avanza en su metraje. Básicamente la cinta trata sobre un suceso policial que se investigará durante todo el filme, pero que hará experimentar al espectador el estar frente a una película narrada de forma maravillosa.

Evidentemente Bryan Singer ha dirigido ésta cinta de una forma casi perfecta, ubicando la cámara siempre en el lugar correcto y brindando momentos de suspenso muy logrados, tanto en escenas de acción como en otro tipo de escenas (como serían las de ciertos interrogatorios que se dan a lo largo del filme). Singer aprovechó al máximo el extraordinario guión que tenía entre manos, y brindó una labor sumamente eficaz tanto en el traslado de ese libreto a la pantalla, como en su fenomenal dirección de actores. Vale destacar también una soberbia banda sonora a cargo de John Ottman (quien además se encargó de la edición de la cinta), quien compuso unas melodías clásicas interesantísimas que le dan una melancolía genial a la película.

Sin lugar a dudas, las actuaciones del filme son geniales. Los cinco “sospechosos habituales” brindan actuaciones soberbias, algunas mucho mejores que otras pero todas acordes a la gran categoría del filme. Quienes más se destacan en la cinta, también por el hecho de tener los roles más interesantes, son el genial Gabriel Byrne y el fenomenal en todo sentido Kevin Spacey, quien literalmente brinda una enorme actuación. Vale destacar también la buena labor de Chazz Palminteri, en el rol del detective asignado a la investigación.

En conclusión, “Los sospechosos de siempre” es un thriller policial de enorme factura tanto argumental como técnica. Una cinta que se vuelve cada vez más interesante a medida que los minutos pasan, y ciertas revelaciones se suceden hasta llegar a una impecable conclusión. Una película imperdible. De paso, ya estoy ansioso esperando la próxima colaboración de Christopher McQuarrie con Bryan Singer en “Valkyrie”, protagonizada por Tom Cruise.

Lo mejor: Su impecable guión y sus excelentes actuaciones, sobre todo la de un notable Kevin Spacey.
Lo peor: Absolutamente nada.
publicado por Jorge Alejandro Pirro el 11 diciembre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.