El resultado es un par de risas moderadas, pero, sobretodo unas ganas locas de comer una gran tableta de chocolate al gusto.

★★★☆☆ Buena

Lezioni di cioccolato

Mattia es un déspota carroñero. Se dedica a realizar obras de diversa índole a poco coste a base de rapiñar los materiales y explotar a los trabajadores. Cuando uno de ellos cae desde un tejado para evitar la denuncia se ve obligado a asistir a un curso de chocolate en su nombre para obtener el diploma y el premio.

Mattia se convertirá entonces en Kamal, un pastelero egipcio. El problema es que no tiene la más remota idea de nada relacionado con los dulces y además odia profundamente las clases. Atrapado y fingiendo ser alguien de otra cultura se enfrentará con un mundo al que no está habituado y además conquistará a la joven más prometedora de la clase a pesar de todas las mentiras que se irán acumulando en forma de simpáticos malentendidos hasta explotar.

Comedia romántica al uso con tinte multicultural. Simpática pero sólo moderadamente entretenida siendo su principal baza el encanto de la pareja protagonista: Luca Argentero, casi un novato y Violante Placido, todo un clásico en las comedias de enredo italianas. Pero sobretodo el increíble Hassani Shapi, el egipcio que chantajea sin escrúpulos y totalmente escayolado a su patrón para conseguir salir adelante y dedicarse de nuevo a la pastelería en Italia o Neri Marcorè (La segunda noche de bodas) como apasionado y serio profesor que anima a sus alumnos a encontrar en el chocolate “momentos de éxtasis”. El otro ingrediente es el fantástico uso de Peruggia como marco incomparable para esta narración con tintes de denuncia social camuflados, casi en exceso, bajo las premisas del amor y del chocolate.

Realmente curioso es también como resulta el Product Placement, si James Bond conduce Fords en cine italiano le ponen también morro y aprovechan esta cinta, producida en parte por Perugina, marca de chocolate italiano que realiza los famosos Bacci, como macroanuncio en su centenario con una factura impecable.

El resultado es un par de risas moderadas, pero, sobretodo unas ganas locas de comer una gran tableta de chocolate al gusto.


Lo mejor: El cast al completo.
Lo peor: Que su humor sea tan “convencional”
publicado por Ana Belén Pacheco el 26 noviembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.