Lo mejor, ya que el argumento carece de verdadera profundidad, son los personajes “”secundarios”” pero vitales como son los encarnados por los jefes de campaña de los respectivos candidatos a Presidente.

★★☆☆☆ Mediocre

El último voto (swing vote)

"Bud Johnson es un padre separado a cargo de su hija, una niña avispada de 12 años, la cual, sin pretenderlo, desencadena una serie de extraordinarios acontecimientos que hacen que del voto de su padre dependa nada menos que la designación del próximo Presidente de Los Estados Unidos.
Lógicamente, el actual Presidente y el otro candidato, intentarán que les vote a ellos, lo que desencadenará una pequeña guerra para "comprar" el voto de Johnson, actualmente en paro y con serios problemas con el alcohol.
La paz del pequeño pueblo, que ni consta en el mapa, donde viven, desaparecerá
".

 

Amable fábula un poco, no demasiado, moralista en tono político-social, que tal y como se ha dicho por ahí, efectivamente recuerda al cine del maestro Frank Capra…pero sólo en la superficie. Y es que este film actual no le llega ni a la suela de los zapatos de la menos afortunada película de Capra.
De todas formas no está mal y consigue su propósito, que supongo no es otro que hacer pasar un rato entretenido al personal. Si han querido sus creadores llegar más alto, apañados quedan.
Y es que esta cinta se ve fácilmente, pues la narración es convencional y se torna demasiado previsible en su final, aunque es verdad que, felizmente, este final no es inverosímil y tiene visos de credibilidad tal y como han ido los acontecimientos.
Lo mejor, ya que el argumento carece de verdadera profundidad, son los personajes "secundarios" pero vitales como son los encarnados por los jefes de campaña de los respectivos candidatos a Presidente. Un Stanley Tucci tan serio y formal como siempre, pero haciendo gracia de lo que dice y un Nathan Lane, que está genial en su papel de eterno perdedor en las elecciones y que ve aquí la oportunidad de su vida de resarcirse. Ambos están estupendos y ayudan a que el film luzca mejor de lo que en realidad es.
Además sí que hay buenas escenas, felices momentos verdaderamente graciosos y plenos de ironía como cuando Dennis Hopper nos habla en pleno desierto mientras se ve detrás de él cómo corren los mexicanos que se adentran en la frontera, con los jeeps de la policía siguiéndoles los talones. Y por no hablar de la impresionante bandera de Los Estados Unidos, tras el actual Presidente.
Son buenos momentos que no obstante, no nos hacen olvidar que estamos ante una peli maja, entretenida, vistosa, pero fácilmente olvidable.
Bien Kevin Costner, que ojalá vuelva por sus fueros.

Lo mejor: Lane, Tucci, la niña, la escena en el desierto con los mexicanos tratando de entrar en Los Estados Unidos.
Lo peor: No hay nada malo, pero sí que no es muy profunda que digamos.
publicado por Iñaki Bilbao el 22 noviembre, 2008

Enviar comentario

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.