Con un presupuesto abultado y estrellas en el reparto, John Carpenter puede realizar de forma espectacular una película de terror, donde se pierde algo del encanto de sus cintas menos explícitas, pero se gana en brillantez.

★★★☆☆ Buena

Vampiros

Una especie de banda caza vampiros persiguen al líder de los “chupa sangres”, pero en el camino pierden a casi todos sus efectivos; para estropear más las cosas, de los dos que quedan, uno está infectado del virus que le pasaporta a la vida eterna.

Con un presupuesto abultado y estrellas en el reparto, John Carpenter puede realizar de forma espectacular una película de terror, donde se pierde algo del encanto de sus cintas menos explícitas, pero se gana en brillantez.

El histriónico Woods encaja a la perfección con el jefe de los cazadores de dráculas, que además es hijo de un vampiro(¿?). Por otro lado el cardenal Schell parece extraído de las novelas de Dumas; encarna a un religioso corrupto que ansía la inmortalidad, pero de la forma más rápida, es decir aliándose con El Demonio. Y es que, para Carpenter, vampiros y demonios son lo mismo, de esta forma une dos tradiciones típicas del cine de terror. Sólo hay que ver la delirante secuencia final: una conjura pseudo-religiosa donde se mezcla todo lo anterior.

El filme no gustará a todos, pero para los aficionados a las películas de Carpenter puede ser hasta de culto.
publicado por Ethan el 2 octubre, 2008

Enviar comentario

Leer más opiniones sobre

muchocine 2005-2019 es una comunidad cinéfila perpetrada por Victor Trujillo y una larga lista de colaboradores y amantes del cine.